CLAUDIO BOADA: “Una caída de España no puede ser descartar de plano sin argumentos”

Telemadrid

| 01.12.2010 - 10:09 h

1-diciembre-2010. El programa de entrevistas de actualidad EL CÍRCULO que, de lunes a viernes, emite TELEMADRID a las 8:30 horas, ha recibido hoy la visita de Claudio Boada, presidente del Círculo de Empresarios, quien señaló que “una caída de España no puede ser descartar de plano sin argumentos”.

Boada aplaude las medidas presentadas por Rodríguez Zapatero esta misma mañana en la Comisión de Control en el Congreso, con las que confirma, entre otras propuestas, la privatización parcial de los aeropuertos y la colaboración de las agencias privadas de búsqueda de empleo, “aunque es una pena que no se haya hecho antes”. Destacó el presidente del Círculo de Empresarios que es importante la colaboración de las agencias privadas de búsqueda de empleo porque “hay que saber casar mejor la oferta y la demanda. En España sólo casamos el 3%, mientras que en Austria, el 98%. No digo que haya que llegar a esto, pero conque consiguiésemos casar el 15 o 20%, la situación mejoraría mucho”.

“Hay muchas medidas –prosiguió- que se han explicado durante mucho tiempo por muchos sectores que saben cómo funcionan los mercados, pero el presidente del Gobierno no entiende cómo funcionan los mercados y el problema es que no hace caso a quienes de su equipo sí lo entienden”.

En opinión de Boada, la culpa de lo que pasa en nuestra economía no la tiene Angela Merkel, sino que “en gran medida, es culpa nuestra. No tomaos las medidas que demanda el mercado y cuando se ha tomado alguna no se ha llevado a buen puerto hasta sus últimas consecuencias, como ocurrió con la reforma del sistema de pensiones o la legislación laboral. Las empresas tienen que adaptarse más a lo que es la economía de mercado, la globalización y la competencia. Se pueden hacer muchas cosas pero no sé por qué razón no se quieren poner en marcha”. “Hay que descentralizar –añadió- la negociación colectiva para que cada empresa se descuelgue de un convenio más general y pueda negociar en función de sus circunstancias”.

En cuanto al documento que enviaron al Rey, explicó que “es una recopilación de las entrevistas que se hicieron a cien personas entre las que estaba yo. Refleja lo que muchos piensan, y el hecho de que se presente al Rey tiene la importancia que tiene, y no hay que darle más vueltas al asunto”. La reunión posterior del presidente con los empresarios, según Boada, fue buena porque “es bueno que el presidente del Gobierno se reúna con los empresarios. La pena es que no se haya hecho hace dos años y sistemáticamente se haga cada cierto tiempo, porque quiénes saben mucho de la crisis y lo están sufriendo en sus carnes, son los empresarios”.

“La población está sufriendo un paro de 4,5 millones. Sabe que la crisis es muy importante, lo que no entiende, y los empresarios tampoco, es que no se haga todo lo posible para solucionar esta crisis. Hay que crear empleo. Si no crecemos no vamos a crear empleo porque nadie contrata a quien no necesita. Necesitamos confianza para contratar. Si hubiera una legislación laboral más en línea con esta idea se contrataría más alegremente en el futuro porque si no, vamos a estar racaneando con los contratos porque la legislación laboral es extremadamente rígida”, señaló Boada para quien este crecimiento de depende de las grandes empresas, “si no de que surjan nuevos y más emprendedores”. Sin embargo, recordó España está más allá de la posición 40 en el ránking de dificultades para crear una empresa.

Para el empresario, “una caída de España no puede ser descartar de plano sin argumentos. Lo peor que se puede hacer es invocar al mantra de ‘nosotros no somos Irlanda ni Portugal ni Grecia’ sin tomar medidas. Es decir, debe ir acompañado de una actitud para mejorar nuestra situación económica para que de verdad se entienda que no estamos dispuestos a llegar a la situación de ninguno de estos tres países”.

Sin embargo, opina Boada que “la sociedad española no reacciona como debería reaccionar. Por ejemplo, pocos son los jóvenes que se quejen del sistema de pensiones. Les parece que está lejos pero es a quien más va a afectar. No creo que los número den salvo que se hagan reformas, no paramétricas, si no reformas del sistema de pensiones al completo porque si no, no habrá dinero para mantener el nivel de pensiones a la vista de la cantidad de personas que se van a jubilar”, explicó el empresario que ha echado en falta que el Gobierno hubiera incidido más el pasado lunes en una reforma de la legislación laboral, en atajar el coste de la administración o en reformas educativas o del sistema energético del país.

Más notas de prensa de Telemadrid suscribetesuscríbete