Los sindicatos critican los cierres y reducción de horarios en centros de salud

Los sindicatos critican los cierres y reducción de horarios en centros de salud
Los sindicatos critican los cierres y reducción de horarios en centros de salud |REDACCIÓN

Sindicatos de la sanidad madrileña han criticado el anuncio de cierres temporales y cambios de horarios de centros de Atención Primaria (AP) durante las vacaciones "por falta de personal", debido a los "contratos precarios" que ofrece Madrid, y piden "reforzar la atención en áreas rurales que triplican su población" en verano.

Actualmente, la falta de contratación ha provocado "el cierre de 10 centros de salud en horario de tarde y 9 consultorios locales. Además, desde las Direcciones Asistenciales de centros de Leganés, el Escorial, San Fernando de Henares o Parla, van a implantar el modelo de cierre a las 18 horas", según CSIF.

La Consejería de Sanidad anunció que reagrupará a trabajadores de Atención Primaria (AP) en determinados centros "en función de las plantillas disponibles", lo que provocará cambios de horario en algunos ambulatorios y consultorios, por "las necesarias vacaciones" de los profesionales", las bajas laborales por coronavirus y la disponibilidad de infraestructuras "que garanticen circuitos diferenciados de Covid y no Covid".

Para CSIT-UP, reagrupar es una "medida desesperada ante el déficit de médicos" que se produce año tras año. "Los suplentes habituales de otros años, ahora están contratados hasta final de año con cargo a la renovación de los contratos Covid y por ello "no hay disponibles ni siquiera los profesionales que en otras ocasiones cubren estas necesidades".

Para este sindicato, la actividad debe "reagruparse de la manera menos lesiva para la población", sin abandonar la patología crónica desde Atención Primaria ni olvidar el importante papel que están desarrollando en el diagnóstico y control de la Covid-19. La Consejería debe "garantizar la accesibilidad de los pacientes a este nivel asistencial".

Asimismo, los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), dependientes del Summa 112, actulmente están "todos cerrados por falta de médicos. Ayer la Gerencia del SUMMA publicó la convocatoria de 38 puestos de trabajo interinos" para cubrir estos centros y las Unidades de Atención a Domicilio (UAD) y, previsiblemente, "no se van a cubrir por falta de candidatos como ha ocurrido en otras convocatorias", añade CSIT.

Para UGT, esta decisión "unilateral" de la Administración, que "modifica de manera sustancial las condiciones de trabajo de los profesionales, sin haberse negociado en la Mesa Sectorial", supone tratar a los profesionales "sin el mínimo respeto y a su antojo", lo que no hace más que "degradar" el sistema sanitario. Las decisiones del Gobierno regional, "aparentemente inconexas y justificadas como medidas extraordinarias" por la pandemia, tienen un objetivo claro: "la liberalización de la prestación de la asistencia sanitaria a las empresas privadas", según el secretario de Sanidad de UGT, Julián Ordóñez.

Ordóñez critica que la Comunidad quiera levantar un hospital de pandemias de 50 millones de euros cuando es "incapaz de realizar las contrataciones mínimas para no cerrar servicios".

CSIF, por su parte, critica "la falta de previsión" de la consejería en la contratación y aboga por mejorar las condiciones con contratos a largo plazo para evitar "el éxodo de profesionales a otras Comunidades". Para ello, CSIF propone que "se creen módulos de ampliación de cuatro horas de la jornada diurna por 200 euros, como ya hizo excepcionalmente en Navidad ante la falta de médicos de familia en turno de tarde".