Un profesional irá a casa de los niños de guarderías de Madrid que estén en cuarentena

Guardería cerrada
Guardería cerrada |Telemadrid

El Ayuntamiento de Madrid pondrá un profesional a disposición de padres de niños de escuelas infantiles municipales que acrediten tener un trabajo presencial y no tengan alternativa para cuidar al menor cuando éste haga cuarentena por el cierre del centro o por un caso positivo en su grupo 'burbuja'.

Cierra una clase del colegio Sagrado Corazón del barrio de la Latina por un positivo en covid-19
Cierra una clase del colegio Sagrado Corazón del barrio de la Latina por un positivo en covid-19
Cierra una clase del colegio Sagrado Corazón del barrio de la Latina por un positivo en covid-19

Cierra una clase del colegio Sagrado Corazón del barrio de la Latina por un positivo en covid-19

Los padres que no puedan teletrabajar tienen prioridad

El servicio, denominado 'Plan B: Concilia', dará prioridad a los niños cuyos padres no puedan teletrabajar y necesiten un acompañamiento a domicilio mientras dure su cuarentena, según ha anunciado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, durante una visita a una escuela infantil en el distrito de Retiro.

Con este plan, Madrid se ha convertido "en la primera administración de España que da respuesta a este problema que vamos a tener los padres" acerca de escolares que tengan que hacer cuarentena por darse un contagio en su clase, ha dicho Villacís en un audio remitido a la prensa.

El objetivo es "dar respuesta" a los "problemas que realmente" tienen los ciudadanos.

Los Servicios Sociales valorarán qué niños pueden necesitar esta ayuda

En una vuelta al cole que está "generando muchas incertidumbres", una de ellas es "qué pasa con los papis que tienen a los niños en cuarentena porque se ha producido un contagio en su clase", ha explicado la concejal de Ciudadanos.

El objetivo es "dar respuesta" a los "problemas que realmente" tienen los ciudadanos.

Fuentes municipales apuntan que en caso de que se cierre un grupo o una escuela infantil y se envíe a los niños a sus domicilios como protocolo de precaución a la espera de los resultados de sus pruebas, los Servicios Sociales valorarán qué niños pueden estar en situación de necesitar el apoyo del programa.

Añaden, además, que las escuelas infantiles ya pueden mandar el aviso a los Servicios Sociales si se cierra un grupo.