Las normas de la 'nueva normalidad' tras el estado de alarma a partir del 21 de junio

Varias personas, en Barcelona
Varias personas, en Barcelona |EFE

El Gobierno ha presentado el decreto ley que regula la llamada 'nueva normalidad' tras el estado de alarma provocado por la crisis del coronavirus. La norma establece, por ejemplo, el uso obligatorio de las mascarillas, mantener el distanciamiento personal en centros de trabajo, garantizar la capacidad de los centros sanitarios para atender posibles rebrotes de la Covid-19, registrar los datos de los pasajeros en transportes públicos y garantizar planes de contingencias en residencias para que estén coordinadas con hospitales y centros de salud.

El decreto será de aplicación para el periodo de la desescalada que va a continuación del estado de alarma, es decir, a partir del día 21 de este mes de junio. Que exista una vacuna o un tratamiento eficaz marcará ya la vuelta a la normalidad que conocíamos antes de esta crisis. Es decir, estas normas de la 'nueva normalidad' se mantendrán hasta que "el virus esté derrotado".

Es más que probable que la convalidación se debata y se vote la semana que viene en el Congreso, de momento con el apoyo de Ciudadanos y PNV, que ya han confirmado su voto positivo. De esta forma, la suma de votos a favor llega a 171, sumando los 120 del PSOE, los 35 de Unidas Podemos, los 6 de PNV y los 10 de Ciudadanos. En un hemiciclo de 350 escaños, este margen prácticamente asegura la convalidación. Fuentes parlamentarias han indicado que siguen las conversaciones con ERC para intentar que se sume al respaldo.

El Gobierno no tendrá  problemas para sacar el decreto de la Nueva Normalidad adelante
El Gobierno no tendrá problemas para sacar el decreto de la Nueva Normalidad adelante
El Gobierno no tendrá problemas para sacar el decreto de la Nueva Normalidad adelante

El Gobierno no tendrá problemas para sacar el decreto de la Nueva Normalidad adelante

El Gobierno calcula que toda España podrá entrar en la 'nueva normalidad' a partir del 21 de junio, incluida Madrid. Será cuando se acabe el actual estado de alarma y, por tanto, se permitirá la movilidad entre todas las provincias.

Ha sido el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien ha presentado las normas que incluye este real decreto. "Hay que aprender a convivir con el virus", ha dicho.

  • Se considera la Covid-19 como enfermedad de declaración urgente obligatoria.

  • Obligación del uso de mascarillas a las personas de seis años en adelante siempre que no se pueda garantizar el mantenimiento de distancia de seguridad. Se aplicará también en transporte público. No se incluye a aquellas personas con problemas respiratorios. Sanciones de hasta 100 euros para quienes se salte la norma en espacios cerrados.

  • El sí de Ciudadanos ha venido tras un acuerdo por el cual ha pactado con el Gobierno reducir de 2 a 1,5 metros la distancia entre personas y así aumentar el aforo en espacios públicos y cerrados.

  • Obligación de medidas organizativas de prevención e higiene en establecimientos de trabajo, centros docentes, centros sanitarios, comercios, medios de transporte público, establecimientos hoteleros o instalaciones deportivas, entre otros, "para evitar la coincidencia masivas de personas". En todos ellos se impondrá como se decía el uso de mascarilla y el distanciamiento social.
  • Las residencias de mayores deben estar coordinadas con los centros sanitarios de cada comunidad, con planes de contingencia para posibles rebrotes.

  • Entre las medidas sanitarias, se realizarán pruebas diagnósticas por PCR tan pronto como sea posible en casos de rebrote que se detecten. También se establece la necesidad de garantizar todos los recursos posibles para que no se colapse el sistema sanitario, con medidas de disponibiidad de profesionales, mínimo de camas y suministro de material sanitario.

  • Aena y Puertos del Estado pondrán a disposición de Sanidad Exterior los recursos humanos, sanitarios y de apoyo necesarios para garantizar el control sanitario de la entrada de pasajeros de vuelos internacionales.

  • El decreto añade disposiciones para que los operadores de transporte puedan adaptar la oferta de transporte a la evolución de la demanda para asegurar "una adecuada prestación del servicio" y atendiendo a las medidas de seguridad sanitaria. Por ello, los operadores de transporte aéreo y los operadores de transporte terrestre con asientos preasignados que discurran por más de una provincia deberán conservar la información de contacto de los pasajeros durante un mínimo de cuatro semanas y ponerlo a disposición de las autoridades de salud pública si lo requieren, con la intención de realizar una trazabilidad de los contactos si fuera necesario.

  • La nueva orden incluye la garantía del abastecimiento de material sanitarios y medicamentos esenciales. Así, se faculta a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios a recabar información de los fabricantes de las operaciones que estén llevando a cabo de producción que tienen prevista para garantizar la disponibilidad de estos y para organizar "eventualmente" la prioridad de su fabricación.

  • El real decreto autoriza al Consejo Superior de Deportes (CSD) para pautar las medidas de prevención en el regreso de la ligas profesionales de fútbol y de baloncesto, "previa consulta con los organizadores, las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad". "A mi juicio, hay que garantizar la equidad de la competición. Por tanto, no puede ser que en unos sitios se haga de una forma y en otros no", dijo Illa.