Un 'másterchef' para los mayores de Leganés que vivan solos y necesitan aprender a cocinar

Aprendiendo a cocinar a los 65 años con la ayuda de un chef
Aprendiendo a cocinar a los 65 años con la ayuda de un chef |AYTO LEGANÉS

La Concejalía de Mayores ha puesto en marcha esta iniciativa 'Academia Mayorchef' como programa piloto de tres meses de duración gracias al cual se enseña a cocinar, a realizar la compra y a planificar la economía doméstica a mayores de 65 años que se encuentran solos.

El chef Carlos Sáez es el encargado de dirigir estas sesiones desplazándose hasta los propios domicilios de los mayores. En sesiones individuales muestra a los participantes cómo realizar platos sencillos, saludables y económicos.

"Son personas que no sabían cocinar y se alimentaban a base de latas y comida precocinada o se saltaban las comidas"

Durante las 12 semanas del programa aprenden a realizar platos de toda la vida como lentejas, guiso de pescado, albóndigas en salsa, lentejas, merluza en salsa verde, crema de calabacín o carne guisada, entre otros.

Durante estos meses, y a consecuencia de la Covid-19, numerosos mayores de Leganés han perdido a sus esposas, que en muchos casos eran las encargadas de realizar estas tareas. Así lo ha explicado la concejala de Mayores, Angelines Micó, que destaca cómo desde la Delegación de Mayores del Ayuntamiento de Leganés se detectó la necesidad de ayudar a muchos de estos vecinos mayores de 65 años.

Un vecino de Leganés en su cocina junto al chef Carlos Saéz |AYTO LEGANÉS

"Hemos realizado 30.000 llamadas y detectado que hay muchos hombres mayores que tenían a sus esposas ingresadas o que se habían quedado viudos. Son personas que no sabían cocinar y se alimentaban a base de latas y comida precocinada”, afirma la concejal.

Estos vecinos presentaban una situación de vulnerabilidad debido a su situación de soledad y tener que hacerse cargo de las comidas diarias. Debido a este problema "muchos recurrían a una alimentación inadecuada o incluso se saltaban las comidas".

Ganar autonomía personal

Además de aprender a cocinar ganan autonomía, pierden el miedo a acudir al mercado, se eliminan prejuicios de roles y se recuerda la importancia de la organización y la limpieza en la cocina. Además, en las tareas domésticas y se aprende a hacer la compra enseñando qué productos son de temporada o a utilizar el congelador para poder cocinar para varios días.

Muchos hombres han tenido que aprender a cocinar tras perder a sus mujeres |AYTO LEGANÉS

En una de las primeras semanas se visita el mercado para conocer a los tenderos y convertir ese paseo en un hábito en el que conocer los espacios clave a los que acudir (carnicería, pescadería, frutería…). De esta forma también contribuyen a apoyar la economía local y se obtiene un trato más cercano y personalizado.

Los participantes en el programa reciben formación sobre dieta equilibrada para personas mayores, alimentos que deben tener una presencia específica, indicaciones especiales o una planificación de menú semanal. Algunas de estas sesiones se están grabando para que más mayores puedan conocer estas recetas.