Un estudio madrileño demuestra que con un análisis en Urgencias se puede predecir la mortalidad por Covid

UCI de un hospital madrileño, durante la segunda ola de la pandemia
UCI de un hospital madrileño, durante la segunda ola de la pandemia |Europa Press

Hace nueve meses la Covid-19 sacudió los cimientos de nuestro mundo tal y como lo conocíamos y desde ese comienzo de la pandemia el equipo del Instituto de Investigación de La Paz (IdiPAZ), con Eduardo López-Collazo al frente, se puso a trabajar en la búsqueda de un marcador de pronóstico que les llevara a poder predecir con un análisis de sangre cómo evolucionarían los pacientes con Covid, desde que entraban por la puerta de Urgencias.

Un análisis de sangre para predecir qué paciente morirá y cuál no por la Covid
Vídeo: Telemadrid | Foto: EFE

Ahora, han presentado las conclusiones de un estudio en el que con un 96% de especificidad pueden predecir qué paciente morirá y cuál no, gracias a los niveles de tres moléculas que atacan al sistema inmunológico, explica Collazo a Telemadrid.es. Además, es posible predecir si un paciente estará ingresado con oxígeno, sin él o llegará a la intubación.

El director del IdiPAZ tiene una larga carrera científica centrada en el estudio de la sepsis y el cáncer y, por tanto, conoce bien lo determinante que es el sistema inmunológico de los pacientes, ya que no siempre se comporta de la misma manera. Por eso, vio con claridad lo necesario que era buscar determinados biomarcadores, elementos que hay en la sangre, que pudieran dar información sobre cómo es la reacción del organismo frente al coronavirus.

López-Collazo: "Cuando los pacientes entran por Urgencias podemos predecir si morirán con un 96% de especificidad"

El sistema inmunológico tiene una serie de puntos de control, lo que en el mundo científico se conoce por immune checkpoints , que lo que hacen es "cansar al sistema inmunitario del paciente", tal y como explica el director Eduardo López Collazo.

El comienzo

Todo se desencadenó cuando un matrimonio de sexagenarios ingresaron en el Hospital de La Paz con coronavirus, al comienzo de la pandemia. Dos personas con características muy similares, convivientes, infectadas por la misma cepa, pero cuya evolución fue radicalmente diferente. Mientras que la mujer salió del hospital, el marido tuvo una evolución muy complicada que finalizó con su fallecimiento.

Ese fue el punto de inflexión con el que Eduardo López-Collazo y su equipo comenzaron a trabajar. Ahora, el reto era saber qué biomarcadores eran los que realmente podían dar las pistas más certeras sobre el comportamiento de la Covid-19. Los meses de investigación han ido eliminando unos y logrando descifrar cuatro de ellos que son los que predicen de manera muy certera cómo será el pronóstico de un paciente que llega con Covid a un hospital; la edad y los tres immune checkpoints sTIM-3, sPD-L1 y sCD86

Lopez Collazo explica que "en una cohorte de validación, el marcador da una especificidad del 96%. Sólo se nos escapó un paciente". Eso quiere decir que "cuando entran por Urgencias podemos predecir si morirán con un 96% de especificidad. Sin embargo, prosigue Collazo, "la sensibilidad es más baja (un 87%), lo que quiere decir que algunos decimos que morirán pero realmente evolucionarán a pacientes graves"

Gracias a lo presentado por el equipo de Collazo se abren nuevos caminos, ya que por un lado es posible adelantarse a la hora de tratar a determinados pacientes cuyo pronóstico será peor y también conociendo las alteraciones de esos biomarcadores se podrá "actuar contra ellos", cambiando el rumbo. "Es posible plantearse utilizar farmacología para inhibir la acción de esas moléculas", analiza Collazo.

Un avance científico el que ha logrado el IdiPAZ que "va a ser necesario si la vacuna sigue sin llegar o no es tan efectiva como se espera", tal y como señala su director científico.