El dolor de no poder despedirse de los seres queridos

El dolor de no poder despedirse de los seres queridos

Julián Sánchez es uno de los muchos españoles que han perdido a un familiar por culpa del coronavirus. En su caso, su padre entró al hospital por algo que nada tenía que ver con el covid-19, pues se había roto la cadera. Sin embargo, el coronavirus le alcanzó mientras estaba hospitalizado. Al dolor de la muerte inesperada se une el no haber podido despedirse de él, no poder velarle ni enterrarle.

Julián Sánchez con una imagen de su padre |Telemadrid

Un duro trance porque el también ha tenido que pasar la familia de Fonsi Nieto. La vida les ha golpeado con fuerza por partida doble, ya que al dolor de perder a su abuela, días después de unió perder también a su padre. Su abuela, pese a ser muy mayor, se encontraba estupendamente, como Fonsi ha explicado pero la situación de confinamiento hizo que se “apagara”.

"Detrás de cada cifra hay una persona"

En los últimos meses, hemos visto cómo las cifras de fallecidos se disparaban. Por eso, Carmen Lomana no quiere que se olvide que "detrás de cada cifra hay una persona". Lomana sabe también lo que es perder gente muy cercana durante esta pandemia y no deja de pensar que "el dolor más horrible es no poder despedirte de un ser querido. No poder acompañarlo, no poder enterrarlo o hacerle un funeral"

Los sanitarios son los que han visto y vivido en primera linea el horror del coronavirus. Salvador Casado, es uno de esos médico de familia que cuando echa la vista atrás, sostiene que “la muerte no la vivimos bien, ni los profesionales sanitarios que la tenemos más cerca”. Durante estos meses han tenido que convivir con muchos sentimientos a flor de piel: perder a pacientes cercanos, miedo al contagio o a poder llevar la enfermedad a casa.