Detectan un posible contagio de coronavirus de madre a bebé desde la placenta

Una mujer preparándose para el parto en el hospital
Los científicos han confirmado la presencia del virus tanto en la placenta como en la sangre materna y neonatal. |Archivo

Desde que comenzó la pandemia se han dado casos de transmisión del coronavirus de madres a recién nacidos, muy pocos y la mayoría se cree que por contacto ambiental. Ahora, un equipo de científicos documenta una posible infección de una madre joven a su bebé a través de la placenta.

¿Cómo afecta el coronavirus a las embarazadas?
¿Cómo afecta el coronavirus a las embarazadas?
¿Cómo afecta el coronavirus a las embarazadas?

¿Cómo afecta el coronavirus a las embarazadas?

Investigadores del hospital Antoine Béclère de Clamart, Francia, liderados por Daniele De Luca, señalan que estudios anteriores habían sugerido que puede producirse una transmisión perinatal (el período inmediatamente anterior y posterior al nacimiento) del SARS-CoV-2, pero no está claro si tiene lugar a través de la placenta, por vía cervical o como resultado de una exposición ambiental.

En este artículo De Luca y sus colegas presentan los resultados de un caso que sugiere que la transmisión transplacentaria del virus puede ser posible.

Los autores describen que una mujer embarazada de 23 años fue admitida en el hospital con fiebre y tos severa y las distintas pruebas confirmaron la presencia de genes relacionados con el nuevo coronavirus; la madre se infectó en el último trimestre de embarazo.

Una hora después del parto las pruebas realizadas al bebé, y de nuevo 3 y 18 días después, también dieron positivo en los mismos genes que la madre relacionados con el coronavirus; la sangre del recién nacido y el lavado broncoalveolar también fueron positivos.

Los autores observaron que el bebé presentaba síntomas neurológicos asociados con la infección por el coranavirus y excluyeron todos los demás trastornos neonatales potencialmente causantes de estos síntomas clínicos.

Los científicos han confirmado la presencia del virus tanto en la placenta como en la sangre materna y neonatal, por lo que han concluido que la transmisión de la madre al bebé se produjo muy probablemente a través de la placenta.

El equipo de investigación afirman que pese a estos primeros resultados son necesarios más estudios para confirmarlos.

Tanto la madre como el niño se recuperaron de la infección y posteriormente fueron dados de alta del hospital.