Montan un 'dormitorio' bajo una ventana en La Latina cerca de una zona de venta de droga

Montan un 'dormitorio' bajo una ventana en La Latina cerca de una zona de venta de droga

Personas sin hogar han instalado bajo una ventana de un edificio de viviendas en la calle Duquesa de Parcent un 'dormitorio' completo con somier, colchón, sábanas y mantas. Un ‘dormitorio’ rodeado de suciedad usado por toxicómanos que tienen cerca una zona de venta de drogas en la calle Cullera, cuyo foco de basura, suciedad y desperdicios denuncian los vecinos como ha hecho uno de ellos, Javier Alonso, a Telemadrid.

Papelinas de droga y mascarillas

Denuncia este vecino del barrio de La Latina que se empieza a acumular basura en ese dormitorio improvisado al aire libre donde hay papelinas de droga tiradas, mascarillas, ropa y todo tipo de objetos. Quienes lo usan se drogan allí, hacen sus necesidades e incluso mantienen relaciones sexuales.

Han instalado esta cama con somier y mantas en una zona ajardinada de los edificios y bajo una ventana donde vive una persona mayor, una mujer de 90 años que ni se atreve a subir la persiana, lo mismo que los vecinos que viven en los pisos de arriba.

Vecinos de la calle Cullera, en Latina, denuncian que toxicómanos se cuelan en sus portales y temen contagiarse
Vecinos de la calle Cullera, en Latina, denuncian que toxicómanos se cuelan en sus portales y temen contagiarse
Vecinos de la calle Cullera, en Latina, denuncian que toxicómanos se cuelan en sus portales y temen contagiarse

Vecinos de la calle Cullera, en Latina, denuncian que toxicómanos se cuelan en sus portales y temen contagiarse

Se reúnen más de 30 personas

Javier Alonso dice que se han instalado “desde el pasado lunes y ayer hubo unas 30 personas reunidas aquí sin guardar ninguna medida de distancia social impuestas por el confinamiento del coronavirus”. Además, y según ha podido comprobar Telemadrid, han destrozado esta zona verde de los vecinos que han llenado de basura, restos de droga y olores por la evacuación de sus necesidades.

Los vecinos piden que se cuente porque han llamado al 010 y no les han hecho caso alguno ni les han contestado: “No se adelanta nada”, dice Javier Alonso.