Mascarillas y guantes empiezan a formar parte del paisaje urbano de las ciudades

Mascarillas y guantes arrojado en el suelo
Mascarillas y guantes arrojado en el suelo |EFE

El uso cada vez más extensivo de mascarillas y de guantes para evitar posibles contagios de coronavirus está provocando una consecuencia desagradable que ya se puede apreciar en varias calles de Madrid y de otras urbes de España.

Desde que se permitieran los paseos y las actividades deportivas individuales desde el 2 de mayo, algunos ciudadanos, una pequeña minoría eso sí, deciden tirar al suelo la mascarilla o el guante usado en su salida a la calle.

Madrid no es la única ciudad que está empezando a tener este problema. El combo de imágenes que acompaña esta noticia reúne fotos tomadas en Las Palmas de Gran Canaria.

Ejemplo de incivismo que está provocando que mascarillas y guantes empiecen a formar parte del paisaje urbano. Y la obligación de usar mascarillas a partir de este jueves 21 de mayo podría hacer que su presencia aumente en nuestras calles.

El Gobierno estudia qué multas habrá si no se usan las mascarillas

Los expertos recuerdan que las mascarillas y guantes hay que quitárselos una vez que se vuelva al domicilio, siempre con las manos limpias. Una vez retirados, deben ser arrojados a la basura.