Mario Sandoval aparca sus Estrellas Michelín para cocinar dónde más se le necesita

Mario Sandoval aparca sus Estrellas Michelín para cocinar dónde más se le necesita

Mario Sandoval, cerró un día antes de que se declarara el estado de alarma. El 13 de marzo decidieron empezar a llamar para anular todas las reservas. "Lo hice por nuestros trabajadores y por los clientes" explica el recocido chef, quien reconoce que la respuesta del público "fue maravillosa".

De repente se encontró con sus restaurantes cerrados y decidió prestarse para ayudar haciendo lo que mejor sabe, cocinar. Escribió al Ayuntamiento de Madrid y a los pocos días él y su plantilla estaban trabajando cocinando en el colegio Ramón María del Valle Inclán de San Blás, para dar de comer a 300 personas.

Una manera de ayudar durante todo este confinamiento que ha sido realmente duro para muchas familias.