Los bares de Madrid podrán poner estufas en sus terrazas sin necesidad de autorización

Terraza de un bar en el barrio de Aluche
Terraza de un bar en el barrio de Aluche |EFE

El Ayuntamiento de Madrid va a permitir que los bares y restaurantes puedan instalar estufas eléctricas en sus terrazas sin necesidad de pedir una modificación de su autorización de actividad, sino simplemente enviando una comunicación a la Junta Municipal de Distrito que le corresponda.

Así lo ha anunciado este martes la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, quien ha indicado que esta nueva norma fue aprobada el viernes pasado en la Comisión de Terrazas del Ayuntamiento, con el fin de "agilizar al máximo" la instalación de estos equipamientos.

Los hosteleros de Madrid piden ayudas para usar estufas en las terrazas y mantener el negocio en invierno

Según ha expuesto Villacís en un acto con motivo del Día de la Hostelería, esta reforma venía siendo "muy demandada por el sector", por lo que augura que "va a tener éxito" y contribuirá a hacer de Madrid una ciudad "un poco más europea".

Villacís ha defendido el "compromiso" del Consistorio con la hostelería, y ha recordado que se aprobó bonificar al cien por cien la tasa de terrazas.

A su vez, ha destacado que a raíz de la pandemia se han instalado en la capital 1.938 nuevas terrazas, y calcula que por cada una de ellas "sacamos a tres personas del ERTE", por lo que la mayor flexibilidad concedida a los veladores se ha traducido en "casi 6.000 puestos de trabajo", según la vicealcaldesa.

Positivo puente del 12 de octubre para los hosteleros de Madrid capital
Positivo puente del 12 de octubre para los hosteleros de Madrid capital
Positivo puente del 12 de octubre para los hosteleros de Madrid capital

Positivo puente del 12 de octubre para los hosteleros de Madrid capital

El Ayuntamiento también ha permitido a los hosteleros solicitar ampliaciones de terrazas en lugares como zonas terrizas o bandas de aparcamiento, medidas que se ampliarán hasta finales de 2020.

Villacís ha subrayado que el hostelero es "un sector pujante", cuyo peso en el PIB madrileño se acerca al 5%, y ha alegado que la gastronomía es un elemento clave para "identificar la marca Madrid en el extranjero".