Fuenlabrada endurece las medidas anticovid: cierre de piscinas, instalaciones deportivas y parques infantiles

Policía Local de Fuenlabrada
Policía Local de Fuenlabrada

El Gobierno local de Fuenlabrada ha acordado la puesta en marcha de un paquete de medidas con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus en la ciudad, y que incluye el adelanto del cierre de la piscina municipal, la suspensión de la agenda cultural, el cierre de instalaciones infantiles, el horario restringido en parques y la vigilancia policial en espacios públicos.

La alcaldesa en funciones, Mónica Sebastián, ha señalado que todas estas medidas se adoptan en el contexto de la recomendación lanzada la semana pasada por la Comunidad de Madrid sobre la necesidad de que la población saliese a la calle lo mínimo posible y ante la reincorporación de la población que está de vacaciones.

"Más allá de una recomendación genérica --ha declarado--, la Comunidad de Madrid debe, por un lado, coordinar a las administraciones locales y no seguir gobernando de espaldas a los ayuntamientos, y, por otro, establecer un marco regulatorio claro sobre qué se puede y qué no se puede hacer".

Entre las medidas adoptadas se encuentra el adelanto del cierre de la piscina municipal, que acabará su actividad el próximo viernes día 28 y no el 6 de septiembre como estaba previsto. Asimismo, se suspende la actividad cultural de verano en los barrios de la ciudad, que se venía celebrando en recintos controlados al aire libre y con aforos restringidos. Este sábado estaban previstos 7 espectáculos en diversas zonas de la ciudad.

El Ayuntamiento mantendrá cerrados todos los espacios deportivos, a excepción de las pistas del polideportivo Fermín Cacho que permanecerán abiertas como hasta ahora para la práctica de atletismo y tenis, deportes en los que no hay contacto físico.

Por otro lado, se clausurarán las 26 instalaciones infantiles ubicadas en los parques de la ciudad para evitar el contacto de los niños y niñas y sus acompañantes, además continuarán cerradas las áreas deportivas. También a partir del viernes se adelantará desde la una de la madrugada a las 23 horas el cierre de los parques de la ciudad.

Por último, el Ayuntamiento ha anunciado que no ampliará como se preveía el servicio de las bibliotecas municipales y estas continuarán como hasta ahora ofreciendo solo el servicio de préstamo y devolución de libros.

Vigilancia policial para hacer respetar las normas

Además, agentes de la Policía Local y Nacional incrementarán su presencia y vigilancia para hacer respetar las normas y evitar concentraciones de personas en espacios públicos.

Desde que se estableció la obligatoriedad del uso de la mascarilla, la Policía Local ha presentado 234 denuncias de las que 67 corresponden al último fin de semana, en el que se cerraron dos locales por exceso de aforo.

La segunda teniente de alcalde ha aprovechado para hacer un llamamiento a la ciudadanía para que actúe "con responsabilidad y respete en todo momento y situación las normas de prevención en cuanto a higiene y distanciamiento para evitar la propagación del virus".