El espejo al que mira España: estas son las fechas y plazos que manejan otros países para volver a la normalidad

Varias personas en el metro de Mallorca
Varias personas en el metro de Mallorca

La crisis del coronavirus se está viviendo en cada país de forma particular, con tiempos distintos y con formas también diferentes a la hora de afrontar la lucha contra la enfermedad. En el mundo ya hay dos millones de contagios de Covid-19, con 120.000 muertes, siendo España e Italia los países europeos más afectados.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha avisado de que el descenso de casos de coronavirus es "mucho más lento" que la evolución que ha tenido en todo el mundo transmisión del virus, por lo que ha pedido a los países levantar "lentamente" las medidas que han implantado para contener el virus. "Las decisiones para levantar las restrictivas medidas implantadas para contener al virus deben basarse, en primer lugar, en la protección de la salud humana y, posteriormente, en lo que se sabe hasta ahora del nuevo coronavirus y de cómo se comporta", ha aseverado el director general de la OMS.

"Las decisiones para levantar las restrictivas medidas implantadas para contener al virus deben basarse, en primer lugar, en la protección de la salud humana"

Resumimos aquí las decisiones actuales que están tomando los países y las fechas que están barajando para recuperar, muy poco a poco, la normadlidad.

España

España sale de la "hibernación" y vuelve desde este lunes a recuperar algunas actividades no esenciales, como la industria pesada y la construcción. Pero persistirá el confinamiento porque su "desescalada" no se producirá antes de dos semanas, sin descartar que las restricciones puedan mantenerse o reforzarse después del día 26 de abril. El estado de alarma y las restricciones concluyen ese día, pero el Ejecutivo no descarta prolongarlas hasta el 11 de mayo si fuera necesario.

Pero esta reapertura parcial de la economía no supone el final del confinamiento para gran parte de la población y se mantiene la suspensión de todas las actividades turísticas, hosteleras, educativas y deportivas.

Italia

En Italia, con 20.000 muertos, uno de los países más afectados y que fue durante un tiempo epicentro de la pandemia, el Gobierno no quiere bajar la guardia y ha prolongado hasta el 3 de mayo las medidas de confinamiento de las personas en sus casas y el cierre de todas las actividades no esenciales que debían expirar este 13 de abril.

Apertura de una libreria en Itaia

El nuevo decreto permitirá, no obstante, la apertura de algunos pocos negocios que estaban hasta ahora cerrados, algo casi simbólico. Son las librerías, papelerías, tiendas de ropa para niños y algunos servicios forestales, que se suman a las tiendas de primera necesidad aún en activo, como supermercados o farmacias.

La esperanza del Gobierno italiano es que tras el 3 de mayo pueda dar inicio la llamada "Fase 2", la apertura gradual del país, y solo si antes de esa fecha se verifica una mejora de la situación, se podría pensar incluso en reiniciar algunos sectores. Por ello ha pedido a las empresas que preparen protocolos de seguridad y desinfecten sus instalaciones cuanto antes.

Algunas regiones, dentro de sus competencias, ha adoptado algunas medidas diferentes. Por ejemplo, Lombardía, la más afectada por la epidemia, ha decidido que no permitirá la apertura de las librerías y papelerías, contradiciendo las disposiciones anunciadas por Conte. En cambio, en Véneto, donde la epidemia se ha podido contener mejor, va a flexibilizar algunas prohibiciones: se permitirá abrir mercados al aire libre y se podrá salir a hacer deporte a más allá de 200 metros del domicilio.

Alemania

En Alemania rige desde el 22 de marzo y, en principio, hasta el 19 de abril, la prohibición de reuniones o salidas de más de dos personas -ampliable, en caso de núcleos familiares u otras formas de convivencia-. Se permite la práctica individual de deportes al aire libre. Baviera, el estado federado con más contagios, implantó el cierre casi total de la vida pública.

Venta de máscaras en Alemania

Este miércoles habrá otra reunión entre Merkel y los líderes de los Länder para acordar los pasos a seguir. Se estima que serán clave para ello las recomendaciones emitidas por el grupo de investigadores de la Academia Superior Leopoldina, que aconsejan la "pronta apertura" de las escuelas para alumnos a partir de diez años.

En ese contexto se podría "reanudarse gradualmente" la actividad comercial, laboral y administrativa, así como, en fases siguientes y sin concretar plazos, la vida social, cultural, acontecimientos deportivos e incluso viajes privados o de trabajo.

Francia

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado este lunes que las escuelas infantiles, colegios e institutos reanudarán sus actividades de forma gradual a partir del 11 de mayo, fecha hasta la que ha sido prorrogada la orden de confinamiento.

En cambio, para los estudiantes de educación superior, "las clases no se reanudarán físicamente hasta el verano". Mientras que "los lugares públicos, restaurantes, cafeterías, hoteles, cines, teatros y salas de espectáculos permanecerán cerrados en esta etapa".

Macron ha anunciado una prórroga del confinamiento hasta el 11 de mayo tras destacar los "éxitos reales" logrados en las últimas semanas como la duplicación de las camas de cuidados intensivos, la organización de la educación a distancia o la repatriación de miles de franceses.

Reino Unido

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, ha dicho que "es demasiado pronto" para plantearse un relajamiento de las restricciones impuestas hace tres semanas y hasta finales de abril para contener la propagación del virus.

Dos personas en un parque de Londres

"Habrá un momento en el futuro en que podremos hablar de una transición, pero aún no estamos en ese punto", afirmó Raab, en vísperas de que el jueves se cumpla la fecha en que legalmente el Ejecutivo debe revisar esas restricciones.

Países Bajos

El Gobierno holandés todavía no ha decidido cuándo empezará a relajar las medidas establecidas para luchar contra los contagios por el nuevo coronavirus, aunque el primer ministro, Mark Rutte, advirtió de que el regreso a la vida normal será "una cuestión de largo plazo" y que solo empezará una desescalada cuando las cifras de ingresos hospitalarios se hayan estabilizado.

En cualquier caso, el "confinamiento inteligente", la estrategia aplicada por el Gobierno holandés en la que se permite aún salir a la calle pero con el cierre de los lugares de reunión social, se aplicará hasta al menos el 28 de abril, y los eventos como conferencias, ferias, partidos de fútbol, etc. están prohibidos hasta el 1 de junio.

Rutte anunció que el 21 de abril tomará una decisión sobre la extensión o relajación de las medidas actuales, aunque subrayó que las posibilidades de que se amplíen son "reales" y enfatizó la importancia de quedarse en casa.

Austria

El Gobierno austríaco presentó ya el 6 de abril una hoja de ruta para reactivar la economía de forma paulatina, con un primer paso que será la reapertura este martes 14 de abril de los pequeños comercios de menos de 400 metros cuadrados.Además, también este martes volverán a abrirse importantes parques de Viena, como el del Palacio de Schönbrunn, aunque se reforzará la presencia policial para supervisar el cumplimiento de las reglas de distanciamiento social y evitar que se formen grupos. El uso de mascarillas también será obligatorio en los transportes públicos como ya lo son en los comercios.

Desde las restricciones decretadas el 16 de marzo solo establecimientos esenciales como supermercados, farmacias y estancos están abiertos al público. Las actividades en sectores estratégicos como obra, industria y agricultura han continuado con medidas especiales de seguridad. La reapertura de los pequeños comercios se hará con limitaciones de clientes, la obligatoriedad de llevar mascarillas y medidas especiales de higiene. El resto de comercios, si todo va bien, se abrirán a partir del 1 de mayo, mientras que restaurantes, hoteles y otros servicios, como salones de belleza o tintorerías, podrán retomar la actividad como pronto a mediados de mayo aunque esa decisión se supeditará a cómo evolucione la situación.

Los exámenes de final de curso y las pruebas que acreditan la superación del bachillerato se realizarán, pero los centros permanecerán cerrados al menos hasta mediados de mayo

Por el momento no se contempla permitir grandes eventos públicos, tanto deportivos como culturales, al menos hasta finales de junio. Tampoco hay una fecha prevista para la reapertura de cines y teatros, cuya situación se evaluará en las próximas semana. Otras instalaciones públicas como piscinas, pistas deportivas y gimnasios permanecen cerrados y a finales de abril se ofrecerá más información sobre posibles fechas de reapertura.

Israel

En Israel, el Consejo de Seguridad Nacional ha diseñado un plan para salir de la emergencia sanitaria y reactivar la economía en cuatro fases. En una primera etapa los trabajadores del ámbito financiero, alta tecnología o industrias -que emplean a más de un 10% de la población- podrían volver a trabajar adoptando reglas para prevenir el contagio: con mascarillas, una distancia de dos metros y estrictas normas de higiene.

En esta fase también se ampliaría el transporte público -ahora funciona bajo mínimos-, podrían reabrir los centros de educación especial o preescolares y las oficinas del sector público retomarían su actividad en un 50%.Las siguientes tres etapas se sucederían con dos semanas de distancia cada una. El segundo paso sería la apertura de comercios y negocios no esenciales, actualmente cerrados, y el regreso a las escuelas de los niños de entre 6 y 10 años. El siguiente nivel contempla la vuelta al funcionamiento presencial de los colegios para los mayores de 10 años, aunque se recomienda que las universidades sigan con el curso de manera virtual. También se permitirá la apertura de cafés, bares y restaurantes, aunque en estos se deberán mantener las reglas de higiene básicas y el distanciamiento social.

La última fase solo se adoptará cuando la pandemia esté bajo control, y prevé reabrir el resto de espacios de ocio o culturales, como salas de cine o teatro. Será también en este momento cuando se permitirá el regreso a los centros comerciales, la celebración de competiciones deportivas y el retorno de la circulación de vuelos de pasajeros. Así, la vuelta del turismo al país no se prevé hasta una etapa avanzada.

República Checa

Permite desde el pasado jueves la apertura de algunos comercios, como grandes tiendas de bricolaje, ferreterías y establecimientos de venta de equipamiento de ocio. La reapertura de los negocios se realiza con estrictas medidas de higiene, con geles desinfectantes a disposición de la clientela y una distancia de seguridad.

Ha relajado también algunas limitaciones impuestas sobre actividades deportivas. De esta forma, han reabierto centros de deporte al aire libre donde los usuarios no tienen obligación de usar mascarilla pero deberán mantener una distancia de dos metros entre ellos. Los vestuarios permanecerán cerrados..

En el país centroeuropeo se ha prolongado el estado de emergencia hasta el 30 de abril y es obligatorio el uso de mascarillas o una prenda que cubra boca y nariz, como una bufanda, al salir a la calle.

Dinamarca

En Dinamarca reabren este martes las guarderías y escuelas de todo el país, pero se mantienen hasta el 10 de mayo al menos la prohibición de concentraciones de más de diez personas, así como el cierre de fronteras a extranjeros sin permiso de residencia.

Suecia

En Suecia, el país que hasta ahora adoptó medidas menos severas y mantuvo abiertas las escuelas, el gobierno consensuó a principios de mes con la oposición una ley de emergencia que le permite adoptar medidas inmediatas contra la pandemia.

Suecia, con menos restricciones ante el coronavirus

Grecia

En Grecia, los preparativos para el retorno "gradual" a la normalidad están ya en marcha, pero su aplicación no es en absoluto inminentes, según el portavoz del Gobierno, Stelios Petsas. Por el momento "no hemos llegado a ese punto y aún no se ha decidido nada", dijo.

Grecia no solo mantiene por ahora el confinamiento de la población, sino que con vistas a la celebración de la Semana Santa ortodoxa ha endurecido las medidas restrictivas para evitar las salidas masivas de las ciudades y los festines familiares el próximo domingo de Pascua. El portavoz recalcó que las iglesias permanecerán cerradas y solo habrá misas retransmitidas. Además, se prohíben todas las visitas a familiares o amigos para celebrar los días festivos. "No asaremos corderos, no viajaremos al pueblo", recalcó.

Sanitarios en Grecia

En Grecia están cerrados desde el pasado 24 de marzo todos los comercios que no sean de alimentación, farmacias o quioscos. Mas allá de eso, operan tan solo actividades consideradas de relevancia para el funcionamiento de la vida cotidiana, como bancos, gasolineras o talleres, además de hospitales, consultas médicas o veterinarias.

Rusia

En Rusia actualmente no se habla de desescalada de las medidas introducidas para contener el coronavirus, sino todo lo contrario: en Moscú y la región de Moscú se recrudecen las medidas restrictivas con la imposición de un sistema de pases digitales para controlar el confinamiento, ejemplo seguido por otras regiones del país.El presidente ruso, Vladímir Putin, ha decretado vacaciones obligatorias -pagadas por los empleadores- para todos los rusos hasta el 30 de abril y en Moscú, epicentro de la pandemia con 11.513 casos y 82 fallecidos, rige una estricta cuarentena.

En su reunión de este lunes con el Gobierno, el presidente ruso, Vladímir Putin, explicó que la situación no va a mejor, sino todo lo contrario, y llamó a estar preparados para cualquier escenario.

Estados Unidos

En el actual foco de la pandemia, Estados Unidos, el país con más casos y más muertes por coronavirus, el Gobierno federal planea mantener al menos hasta el próximo 30 de abril su recomendación de que los estadounidenses trabajen desde casa y salgan a la calle lo mínimo posible

Wall Street, vacío por el coronavirus

Aproximadamente el 95% de la población estadounidense (unos 316 millones de personas) está recluida.