Cataluña se plantea revisar las restricciones en el sector de la cultura y el deporte en Barcelona

Rebrotes por irresponsabilidad en el ocio nocturno
Fiesta nocturna |TELEMADRID

El gobierno catalán ha abierto este sábado la puerta a revisar en los próximos días las restricciones en los sectores de la cultura y el deporte en Barcelona y otras localidades afectadas por rebrotes de COVID-19, siempre que lo avalen los datos epidemiológicos.

Esto significa que, si los expertos lo aconsejan y el comité de Protección Civil (Procicat) lo aprueba, equipamientos como cines, teatros o gimnasios podrían empezar a recuperar su actividad.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha afirmado que la Generalitat ha anunciado este sábado a alcaldes metropolitanos que está dispuesta a reorientar las medidas sanitarias por el coronavirus.

En rueda de prensa tras una reunión entre alcaldes del área metropolitana de Barcelona con la Generalitat, Colau ha explicado que el Govern reconoce que su primera resolución --publicada hace una semana y que afectaba al sector cultural y deportivo-- "generaba confusión".

La orden de cierre de equipamientos como cines, teatros y gimnasios en la zona del área metropolitana de Barcelona afectada por los rebrotes de coronavirus provocó un alud de críticas de los sectores de la cultura y el deporte contra el gobierno catalán, pues se reivindican como "espacios seguros" tras haber adaptado sus instalaciones para evitar contagios.

La Generalitat ordena el cierre de discotecas y salas de fiesta de toda Cataluña
La Generalitat ordena el cierre de discotecas y salas de fiesta de toda Cataluña
La Generalitat ordena el cierre de discotecas y salas de fiesta de toda Cataluña

La Generalitat ordena el cierre de discotecas y salas de fiesta de toda Cataluña

La posibilidad de relajar las restricciones en estos ámbitos coincide con la orden del Procicat de cerrar todas las discotecas en Cataluña a partir de medianoche para contener los rebrotes de COVID, una medida que las patronales del ocio nocturno Fecalon, Fecasarm y Gremio de Salas de Discotecas de Barcelona y Provincia han anunciado que llevarán a los tribunales.