Materia reservada

Vencedores y vencidos

14.10.2011 | 0 Comentarios
Manuel Cerdán blog

Comienza en San Sebastián la llamada por algunos Conferencia de Paz para el País Vasco. Ese título tan fariseo y rimbombante a uno le recuerda otras conferencias internacionales como las de norteamericanos y vietnamitas en París o la de árabes e israelíes en Camp Davis o la del  MPLA y UNITA en Angola. Sólo falta que lleguen a la Concha un destacamento de cascos azules de Bangla Desh o Sri Lanka para poner orden. Todo esfuerzo para acabar con ETA debe ser aplaudido y, seguro, que esa será la voluntad de los mediadores internacionales, todos ellos ilustres representantes de la política o el derecho. ¿Pero creen ustedes que esta Conferencia lo único que persigue es que la banda terrorista deponga las armas? Para empezar no he escuchado a ninguno de los observadores extranjeros referirse a ETA como “banda asesina” o “grupo terrorista”. ¿Tan apremiante era convocar el encuentro cuarenta días antes del 20-N? ¿Quién va a salir beneficiado de esta estrategia? Sin duda alguna, Amaiur, la nueva franquicia etarra, que persigue un grupo propio en el Congreso de los Diputados. El PSE, en busca de unos cuantos votos, también piensa asistir al encuentro con las fuerzas abertzales, así lo ha anunciadosu portavoz José Antonio Pastor. En rueda de prensa, el dirigente vasco recalcó que participaría el Partido Socialista y omitió la palabra Euskadi, dando a entender que Ferraz estaba en el ajo. No me pilla por sorpresa porque el candidato socialista sigue mendigando a ETA un comunicado, cuanto antes, que favorezca sus planes electorales. Resulta hasta patético. Como ciudadano me fastidia que España necesite observadores internacionales para acabar con el terrorismo y que nuestro país haga el hazmerreir en el extranjero.

Lo peor no es que pisoteen nuestro estado de derecho, se rían de nuestra sólida democracia y ninguneen al Parlamento -parece como si hubieran esperado a su cierre preelectoral- sino que algunos de los promotores de la Conferencia hagan planteamientos temerarios que no secundan la mayoría de los españoles. Me refiero a  Jonathan Powell, ex jefe de gabinete de Tony Blair y principal mediador del Gobierno británico con el IRA durante una década. Ha afirmado que la única condición para que la paz sea duradera es que todas las partes del conflicto “deben saber que han ganado” y que debe llegarse a una resolución “sin vencedores y vencidos”. Si esa es la máxima de la conferencia, mal empezamos.

ETA debe salir siempre derrotada y los únicos vencedores deben ser el estado de Derecho y las víctimas. Las directas, las que sufrieron en sus propias carnes la violencia de ETA y se dejaron en el camino un millar de familiares asesinados y la ciudadanía española, que también ha sido víctima del terrorismo durante más de cincuenta años. Los perdedores deben ser ETA y quienes la apoyan. Y si la banda no ha depuesto las armas antes del 20-N, cometeríamos un error convirtiendo el Congreso en un circo con su presencia y el ya consabido “por imperativo legal”. El Estado sólo debe admitir la presencia de diputados de las franquicias etarras con una ETA derrotada y

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
19 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
cerdan_70

Periodista español de larga trayectoria. Ha pasado por distintos medios de comunicación como el diario El Mundo. Como director de INTERVIu fue responsable de exclusivas como la entrevista a Francisco Paesa mientras estaba oculto en París. Es doctor en  Periodismo por la Universidad Complutense. Es coautor de los libros El Caso Interior, El Origen del GAL y Lobo. También ha escrito Paesa, el espía de las mil caras y su primera novela: El Informe Jano. Ha obtenido, entre otros, los premios León Felipe y Periodista del Año 2005, concedido por ARI. En la actualidad es director del programa de Telemadrid, Objetivo.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%