La Opinión de Hermann Tertsch

Una silla vacía

16.12.2010 | 1 Comentarios
Una silla vacia

Este miércoles hemos tenido una silla vacia como centro de atención de un solemte acto en el parlamento europeo. Era la silla de Guillermo Fariñas, el indómito luchador cubano por las libertades y la dignidad de la persona. El Premio Sajarov pasa por ser el Nobel de la Paz de la Unión Europea. Lleva el nombre de aquel gran hombre en la lucha por la libertad y la dignidad Andrei Sajarov. Como el también Nobel ruso Alexander Soljenitsin, pagó muy caro su desafío a la Unión Soviética, pero ambos triunfaron en su lucha por la verdad. Otra vez este miércoles por tanto una silla vacía. Como hace una semana en Oslo en la entrega del Premio de Nobel de la PAZ, al forzosamente ausente, el escritor disidente Lia Xiaobo. Esta vez no ha sido la poderosa dictadura comunista de China la que ha impedido al protagonista viajar para recibir el premio. Esta vez ha sido la paupérima Cuba del miserable régimen comunista de los hermanos Castro. Como en 1935 fue Hitler el que impidió al  gran humanista Carl von Ossietzky recibir el Nobel.

 

En todos los casos se ha cumplido inexorablemente una regla: los tiranos que persiguieron a los premiados acabaron en el basurero de la historia. Los premiados serán siempre un ejemplo para la gente de bien de todo el mundo. Esta regla se cumplirá también con Guillermo Fariñas y el régimen cubano. Fariñas es un valiente que no duda en poner en peligro su libertad y su vida en la lucha por la libertad y la dignidad de todos los cubanos. Y el régimen que lo maltrata, lo encarcela y lo persigue por su lucha pacífica representa todo lo peor que un poder puede ser. Es la mentira, es la represión, es el crimen, es la corrupción, es la miseria moral. Es todo lo que los demócratas, las personas meramente decentes deben detestar y combatir. Por eso a los españoles nos debe colmar de vergüenza el hecho de que el Gobierno de España se haya convertido en el principal defensor de aquel régimen criminal. Que ante la prohibición a Fariñas para viajar a Estrasburgo la ministra Trinidad Jiménez solo diga que eso no debe afectar a nuestras relaciones con Cuba, es tan solo un escarnio añadido.

 

A los aliados de Hitler los condenó la historia. Los amigos y cómplices de Castro correrán la misma suerte. Fariñas no ha estado pero ha hablado. En un discurso grabado ha pedido a Europa que no se deje engañar por el régimen comunista y sus cantos de sirena. Fariñas ha dicho que los cubanos son tratados como esclavos. Y ha añadido "no se dejen engañar. Nada ha cambiado". Es el más claro y autorizado desmentido a las maniobras del gobierno socialista español en Europa en favor de la dictadura cubana. Ha resonado en Estrasburgo. Lo ha hecho el ausente, Guilermo Fariñas, un gran hombre digno.
 

  • Se puede decir mas alto pero no mas claro, eres un gran periodista y una gran persona. Un saludo.
    16.12.2010 chowk
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
7 + 8 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%