La Brújula de la Salud

Tolerancia cero con el dopaje

13.12.2010 | 1 Comentarios
doping

Practicar cualquier tipo de dopaje en el deporte debe ser considerado por todos como una trampa, como algo ilegal y desde luego como delictivo cuando de una competición deportiva se trate y así lo contempla la legislación vigente y la propia Agencia Estatal Antidopaje. Si partimos de este principio, las cosas podrían cambiar en un futuro no muy lejano. Pero… ¿estamos realmente dispuestos a practicar la “tolerancia cero con el dopaje?.

En España existe una ley antidopaje que aunque joven, ha sido recientemente modificada con el objetivo de endurecer las penas para quienes hacen trampa en el deporte, pero a pesar de ello nos siguen mirando como un país que toma decisiones con tibieza cuando se trata de castigar a personajes famosos y populares. Y estando siempre en contra de los “juicios paralelos” que con tanta frecuencia cubren los espacios de algunos medios de comunicación con el fin de superar audiencias, igual que ahora la noticia preponderante es la nueva “operación galgo” en la que están implicados Marta Domínguez, nuestro estandarte en atletismo, y trece personas más, también deberían ser noticia las condenas cuando éstas se produzcan, aunque pasen años como lamentablemente ocurre con nuestra lenta justicia. Y vaya por delante la “presunción de inocencia” de cualquier ciudadano español, pero si al final se demuestra que un deportista, por muy en la élite que esté, por muy querido que sea por la población general y aunque haya sido un ejemplo para los jóvenes, ha delinquido dopándose de alguna forma, que caiga sobre él todo el peso de la ley y con condenas ejemplares.

No solo con multas económicas, sino con cárcel si así lo estiman los jueces y por supuesto, retirándole la licencia deportiva de por vida. Pero no culpemos solo al deportista del delito de dopaje, porque con frecuencia también pueden estar implicados los directores de equipo, los entrenadores y de una forma especial los profesionales sanitarios, tanto farmacéuticos como médicos, que en definitiva son los que deben velar por cumplir la ley de forma escrupulosa y de cuidar la salud del deportista.

Sobre ellos, sin excepción alguna, la ley también debe ser implacable retirándoles las licencias para ejercer su profesión, sencillamente porque con su conducta delictiva, no se hacen dignos de desarrollarla. En definitiva y orgullosos del manifiesto firmado por los deportistas contra el dopaje y a favor del proceso judicial abierto en estos momentos, recordemos también que afortunadamente la inmensa mayoría de los deportistas de élite en España no se dopan y son legales en el deporte y la competición. Seguro que el buen deportista, estará encantado de que existan los controles antidoping, sencillamente porque gracias a ellos se puede conocer a los tramposos.

En definitiva, hagamos nuestra, de todos, la campaña “contra el dopaje, tolerancia cero”.

  • Buenos días amigos. El dopaje en el deporte de competición es tan antiguo como el mismo deporte, con esto no quiero decir que haya que consentirlo pero… hay culpables y culpable. Yo diferencio entre el productor, suministrador, inductor (por autoridad) y consumidor. Éste último es la punta del iceberg, o sea, lo que vemos y a los que todos señalamos como culpables. Ha que separar a los deportistas multimillonarios de los obreros del deporte “amateur” sobre este último veo la siguiente situación: Controlar al productor, lo que produce y a quien se lo vende; canales de suministro de estas sustancia con claridad meridiana: el inductor (por autoridad) que dice: chico o chica, que estás bajando de rendimiento y vamos a perder la beca. Yo metería en la cárcel a todos menos al atleta, a éste, lo pondría a hacer servicios sociales, para enseñar lo que no hay que hacer, porque bastante tiene con perder su modo pobre estilo de vida, y si además lo señalamos como tramposo, lo único que le faltaba es que lo metan en la cárcel. También tomaría medidas contra los dirigentes de las distintas federaciones, porque ellos no son tontos, se hacen los tontos que no es lo mismo. Un abrazo P/D: en los inductores por autoridad incluyo al personal técnico y sanitario.
    15.12.2010 PATXI GUERRIKABEITIA
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
10 + 4 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
blog_sanchezmartos_70

El Dr. Jesús Sánchez Martos es Enfermero y Médico de vocación con gran experiencia en clínica, investigación y docencia. En la actualidad es Catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense donde trata de transmitir sus experiencias a los alumnos de Enfermería, Fisioterapia, Podología, Medicina, Farmacia y Periodismo. Desde hace 23 años desarrolla una tarea divulgativa a favor del fomento de la salud y la prevención de la enfermedad en diversos medios de comunicación. En Telemadrid dirige el espacio "La Salud al Día" en el programa Buenos Días Madrid.

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%