La Opinión de Hermann Tertsch

Tolerancia cero

10.01.2012 | 0 Comentarios
Manuel Chaves

El presidente del Banco Nacional de Suiza, Phillip Hildebrandt, ha dimitido. La razón está en que su mujer hizo una operación de divisas en la que se sospecha información privilegiada. Compró medio millón de dólares tres semanas antes de que su marido ordenara la devaluación del franco suizo. Lo que hizo para frenar la inusitada fuerza de esta moneda que pesaba seriamente sobre la economía suiza. La razón aducida por Hildebrandt ses sumirá en la melancolía. Ha dicho Hildebrandt que dimitía porque no puede demostrar que ignoraba la operación financiera de su mujer. Y que constataba que su palabra de honor no sería suficiente.

Como ven, igualito que aquí. Donde ahora hemos sabido que la policía ya considera al hijo de Manuel Chaves, expresidente andaluz y presidente del PSOE, como centro de una trama de tráfico de influencias. Cuya finalidad sería conseguir a cambio de comisiones suculentos contratos de la administración andaluza. Cuando sabemos que Chaves estaba en la reunión que dió diez millones de euros a la empresa que habia contratado a su hija. Y no pasa nada. Y José Blanco fue ministro y portavoz hasta el final pese a su asunto gasolinero.Cuando acabamos de saber pro la portada de ABC que el director general de empleo de la Junta de Andalucía gastaba el dinero de los ERE en fiestas, antigüedades y cocaína. Eso es lo que afirma el también imputado chofer que se habría gastado en cocaína la mayor parte de 900.000 euros destinados a dos empresas fantasma.

Es lo que podíamos llamar la mariscada ya a lo bestia. La red clientelar de la Junta de Andalucía, donde la corrupción parece alcanzar niveles africanos, nos dará aun muchas sorpresas. Por mucho que nos creamos curados de espanto. Mientras, en Baleares, ya está sentado en el banquillo el expresidente del PP Jaume Matas en el primero de un rosario de casos en los que está implicado. Y en Valencia pronto habrá sentencia sobre el caso del expresidente Camps

Está claro que no nos vamos a convertir en suizos. Ni en ciudadanos de Alemania, donde el presidente de la República está apunto de dimitir. Por no facilitar la necesaria transparencia en un crédito perfectamente legal. Pero el Gobierno debe dar una señal contundente de que entramos en un tiempo nuevo. Con tolerancia cero. Y que la fiscalía actuará contra todos, de todos los partidos, con igual celo. Y que se acabarán las zonas de impunidad existentes. Los que la hagan la deben pagar. Pero todos los que ya la han hecho, también. No se puede exigir sacrificios a los ciudadanos honrados mientras estos perciben que son saqueados y estafados impunemente.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
5 + 4 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%