Nos queda la música

The Supremes

24.02.2011 | 0 Comentarios
The Supremes
O “las” Supremes, como se dice por aquí. “Lamentablemente” ese nombre parece ya asociado a Móstoles pero si hubo unas Supremas de Móstoles es porque primero hubo unas Supremes de fama internacional. De hecho, su fama era tal que no necesitaban ser de ningún sitio. Eran simplemente “ellas”, el grupo de chicas más importante de todos los tiempos.
(Decimos “lamentablemente” no por Móstoles, claro, ni por el marujil trío, tan de broma que resultan simpáticas; lo decimos porque cuando se menciona a las Supremes uno ya no piensa automáticamente en Diana Ross y compañía: piensa en Móstoles)
 
Las Supremes. Sí, el grupo femenino por excelencia. El trío de chicas (tres parece ser el número de componentes ideal y más abundante en estas formaciones) más exitoso de la historia. Un éxito en mayúsculas. Más de 100 millones de discos vendidos. Y doce números 1 solo en Estados Unidos. Uno de los pocos grupos capaces de plantar cara a los Beatles a mediados de los 60. Y perfecto ejemplo del sonido y el concepto Motown. No tenían las mejores voces pero fueron el mejor vehículo para el sello. Pop eterno, elegante, para todos los públicos. Berry Gordy siempre dijo que no hacían “música negra”.
 
De la mano de Berry Gordy y toda la maquinaria del sello apostaron por recalcar la feminidad de sus componentes, lejos de imitar modelos masculinos. Pieza clave de un engranaje que iba más allá de la música y cuidaba al dedillo la ropa, los complementos, las pelucas, la forma de moverse… Puro pop en píldoras perfectas de dos minutos y medio. Una revolución sutil de la música negra y el soul, lejos de alardes vocales.
 
Pero el camino no fue triunfal. Hasta llegar ahí, la travesía fue larga. El grupo surgió como The Primettes, gracias a Florence Ballard, a finales de los 50. Fue en un barrio marginal de Detroit, como “respuesta femenina” a los Primes de Eddie Kendricks (luego en Temptations). Al principio eran 4: Florence, dos amigas -Betty McGlown y Mary Wilson-, y una compañera de instituto de ésta: Diana Ross. Y se repartían la voz solista. Tras ganar concursos y fama local, Diana le pidió a un antiguo vecino (Smokey Robinson) que le consiguiera una audición con Berry Gordy (el jefe de Motown). Las vio demasiado jóvenes y pidió que volvieran al acabar el Instituto. Las chicas hicieron de coristas (y “palmeras”) en discos del sello hasta que, en el 61, Gordy las contrató. Ya como trío: Ross, Ballard y Wilson. Y les hizo cambiar el nombre por The Supremes.
 
Pese a la inversión y el interés de Gordy en las chicas, entre el 61 y el 63 editaron 8 singles sin apenas repercusión (en Motown se las conocía como las “No-Hit”). Todo cambió cuando llegó otro trío mágico que las llevó a lo más alto: Brian y Eddie Holland y Lamont Dozier. A la vez, el capo, Berry Gordy, decidió que Diana sería la única solista.
 
Meses después, en 1964, llegaría su primer número 1 en Estados Unidos: “Where Did Our Love Go”. Y enseguida Holland, Dozier y Holland firmaban el segundo “Baby Love”, que impactó también en el Reino Unido disparando su fama. Y estableciendo a las claras su estilo: medio tiempo muy pop, con Diana cantando casi en un susurro y Flo y Mary apoyando con coros casi minimalistas. Poco movimiento y bastante tensión sexual. Era su momento. Las Supremes iban a encadenar hasta cinco números 1 consecutivos.
 
 
Tras los altos llegarían los bajos. Y nuevamente el éxito. Y los problemas de Florence con la bebida, su expulsión, su sustitución… La independencia de Diana Ross. Hay mucha historia que contar. Y muchos hits que ver y escuchar.
 
“Nos queda la música” va a dedicar dos programas a las Supremes. Toda su historia y todos sus hits. Clasicazos, actuaciones televisivas en los “shows” más importantes de la época, clips primerizos, directos… de todo. El primero de estos programas, mañana mismo. Ya lo saben. Las mejores páginas de la historia de la música, como siempre, en “Nos queda la música”.
 
Y para abrir boca, aquí va una actuación de las chicas: “Stop! In the name of love”
 
 

 

 

Nota para los seguidores de Supertramp: Que no se preocupe nadie, hemos decidido ir alternando nuestras sagas para que no se canse nadie. Así que mañana no estrenaremos Supertramp 2 sino The Supremes 1. Supertramp volverán el viernes siguiente al programa.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 15 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%