Nos queda la música

Supertramp

17.02.2011 | 0 Comentarios
Supertramp

Señoras y señores: Supertramp!.
Sí, por fin. Supertramp en “Nos queda la música”. Con ellos vamos a pasar varios programas. Desde este próximo viernes 18 de febrero (ya saben, sobre la 1 de la madrugada: noche del viernes al sábado).

Recorreremos su época de esplendor, creativo y comercial. No olvidemos que sólo su disco más famoso, “Breakfast in America”, de 1979, ha vendido más de 20 millones de copias en todo el mundo.

De sus titubeantes primeros pasos (dos álbumes: “Supertramp” en 1970 e “Indelibly Stamped” en 1971) a su época clásica iniciada en 1974 gracias a “Crime of the century” y la consolidación de la banda y sus integrantes estables.

Un grupo caracterizado por sus dos y muy diferentes compositores y vocalistas, Rick Davies y Roger Hodgson; por el uso recurrente del piano; por el saxofón y los chascarrillos de John Helliwell. Y por la facilidad con la que se les considera un grupo de “rock progresivo” cuando sobre todo Roger Hodgson tiene una facilidad pasmosa para componer melodías hermosas y pegadizas. Vamos, que lo de Supertramp es pop de altísimo nivel. Basta escuchar sus mayores éxitos.

Tras una tanda de álbumes gloriosos y cada vez más exitosos (“Crisis? What crisis?" en el 75, “Even in the quietest moments…” en el 77, el triunfal “Breakfast in America” en el 79 y “…Famous last words…” en el 81), la marcha de Roger Hodgson (al fin y al cabo autor de las canciones más conocidas de la banda) supuso un punto de inflexión.

Hodgson afirma que dejó el grupo (y emprendió una poco afortunada carrera en solitario, con tan solo tres álbumes de estudio y algunos directos) porque la rutina disco-gira y la presión del éxito le abrumaban. Necesitaba tiempo para dedicarlo a su familia, a sus hijos, y a su vida espiritual (eso dice).

Aunque parece ser que, por aquella época, los enfrentamientos entre Roger y Rick Davies eran cada vez más constantes. Rick no podía soportar el creciente protagonismo de Hodgson. El grupo había nacido en 1969 cuando un millonario holandés, Stanley Miesegaes, decidió invertir en el talento musical de su amigo inglés Rick Davies. Que puso un anuncio en el Melody Maker y conoció así a Roger Hodgson y al resto de su primera formación.

Sea como sea, la fortuna comercial de Supertramp y el interés de sus discos se fue diluyendo. Cuatro álbumes menos interesantes y varias giras que siguen despertando interés. Porque la marca “Supertramp” sigue cotizando alto, con o sin Roger Hodgson.

El año pasado tuvimos ocasión de disfrutar en Madrid de las dos caras de Supertramp. Con mes y medio de diferencia, Roger Hodgson en acústico y con tan solo un músico de acompañamiento en los Veranos de la Villa, y Supertramp (sin Roger, claro) en el Palacio de los Deportes. Dos recintos grandes y llenos con un público expectante ante un cancionero mítico.

Por algún extraño motivo quizá relacionado con la etiqueta sinfónica que a menudo se les otorga, con los años el nombre de Supertramp no ha crecido como el de otras luminarias de los años 70. No es precisamente una banda favorita de la crítica musical y creemos necesaria una revalorización.

Así que, a partir de este viernes, mostraremos en nuestro programa los argumentos de peso (en forma de canciones) que hacen que nuestra alta consideración por Supertramp siga aumentando cada vez que les escuchamos.

Desde esta semana, Supertramp en “Nos queda la música”. Todos sus hits, temas en directo y en videoclip, con y sin Roger Hodgson, y también alguna muestra de Roger en solitario. Lo merecen. Pasen y vean.

Y para celebrarlo, en nuestro facebook “Fans de Central de sonidos y Nos queda la música"” tienen disponibles desde ya algunas sorpresas relacionadas con el grupo.
 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
5 + 5 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%