Nos queda la música

SOS 4.8 Versión 5.0

09.05.2012 | 0 Comentarios

Este fin de semana pasado estuvimos de festival, en el S.O.S. 4.8. Luismi lo cuenta:

Un año más (ya son 5) el Festival de Murcia ha ejercido de hermano pequeño, amable, coqueto, cómodo y resultón pese a tener un cartel de circunstancias: menos sorpresas y bastantes menos apuestas que otros años. Y un sonido irregular, por cierto.

Magnetic FieldsLo más interesante volvió a estar en el Auditorio. El hermosísimo despliegue de Magnetic Fields, por ejemplo. Repertorio muy centrado en sus imprescindibles “69 Love Songs”, piano de cola, ukelele, violoncelo, guitarra acústica y nuestro Stephin Merritt al harmonio, los kazoos y la voz grave y temblona. Triste y elegante.





Magnetic Fields 

Herbert
Herbert

O “One Pig”, de Matthew Herbert. O los últimos meses en la vida de un cerdo. Sí: han leído bien. Cómo manipular samplers porcinos en una puesta en escena que incluye una especie de ring extraño con cuerdas que suenan al retorcerlas, una matanza sin sangre, a Matthew cantando muy solemne acompañado sólo por un piano o a ese cocinero que prepara chuletas (de cerdo, claro) mientras el sonido de la fritura se incorpora a la mezcla musical. Concepto Herbertiano, en este caso, suculento y ganador. 

Refree / StandstillTambién de Auditorio ese Réquiem parido a medias por Enric Montefusco (Standstill) y Raül Fernández, Refree. Ni más ni menos que lo que dice su nombre: música coral intensa y de sonoridad catedralicia. Con las voces de Raúl y Enric, claro, letra contemporánea, percusiones, una original puesta en escena y todos los participantes vestidos con camisón o pijama.




Refree / Standstill

En el escenario grande, unos cuantos grupos de esos que parecen dispuestos a tachar todo el calendario festivalero español ¿Cuántas veces más podemos ver a Mogwai o Flaming Lips? En mi caso, mucho más a los primeros (sorprendieron jugando más a los matices que a los crescendo) que a los segundos: nos sabemos de memoria su circo, su fiesta de cumpleaños, sus trucos de magia.

Por eso se disfruta con Friendly Fires. Seguramente lo mejor -y más festivalero- del festival. Su fiesta tiene mucha más enjundia y sustancia, sostenida por dos discos de rave-pop como dos soles y un directo que, a diferencia del de Flaming Lips, se apoya esencialmente en la música. Si no bailas es porque estás muerto.

No me pregunten mucho por Cansei de Ser Sexy (no aguanté hasta su concierto) por Hidrogenesse (no me dejaron entrar al Auditorio: lleno total) o por The Kills, que por cierto siguen haciendo exactamente lo mismo que hace… ¿10 años? Ni por Pulp. Me debo estar perdiendo algo: son muchos los que juran que tanto en el pasado Primavera Sound como en este SOS, los de Jarvis Cocker han hecho conciertos memorables.

Flaming Lips  Pulp
Flaming Lips                                                          Pulp

Del resto de la selección española me quedo con la potencia de El Columpio Asesino y las ganas de La Casa Azul. No estuvieron mal los locales Klaus & Kinski o Parade, que repitió en el fin de fiesta dominical sustituyendo a Maika Makovski… sin mucho aviso o explicación alguna.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
7 + 9 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%