La Opinión de Hermann Tertsch

Solidaridad con Cuba

11.10.2011 | 0 Comentarios
Esperanza Aguirre, acto Democracia para Cuba

En el Parque de Berlín, en el barrio de Chamartín se instalaron unos paneles de hormigón del muro que durante 28 años dividió la capital alemana. Era un muro que sus constructores, los comunistas de Alemania oriental, llamaron el muro de contención antifascista.

La definición es una prueba más del insuperable cinismo comunista. Porque ese muro no protegía de nadie que quisiera entrar en el paraíso comunista. Muy al contrario, se construyó para evitar que el paraíso comunista se quedara vacío. El muro cayó en 1989. Lo derribó la revolución democrática. Cayeron todos los muros en Europa y hoy viven en democracia. Pero hay un satélite de la Unión Soviética en el que los muros no cayeron. Que sobrevivió a la propia URSS. Y subsiste el régimen que sólo garantiza miseria, represión y sufrimiento. Es el régimen comunista de Cuba. Es un brutal anacronismo en aquella isla de tan íntimos lazos con España. Que mantiene a un pueblo postrado y aterrorizado.

Este lunes se ha celebrado una jornada de solidaridad con Cuba en Madrid. En el Parque de Berlín, junto al trozo de muro que recuerda la opresión y la libertad vencedora. La presidenta de la Comunidad la ha inaugurado con un discurso en homenaje a quienes luchan por la libertad en la isla. Y en recuerdo a aquel pueblo que tiene el mismo derecho que nosotros a la libertad, al respeto de sus derechos y a la democracia.

Resulta un consuelo que Esperanza Aguirre y el gobierno de Madrid apadrinen estos actos de solidaridad con el pueblo cubano. Porque el actual Gobierno de España ha hecho todo lo contrario en sus ocho años de existencia. Ha cultivado relaciones con la dictadura hasta la obsequiosidad. Ha protegido y ayudado a ese régimen criminal, defiendio sus intereses en Europa. Ha ignorado y despreciado a la disidencia. Incluso ahora cuando la represión alcanza las cotas de violencia y detenciones más alta en 30 años. Y ha promocionado la mentira de los Castro de que unos ridículos cambios administrativas o legales eran parte de una reforma liberalizadora.

Eso es mentira. Y lo saben todos los socialistas que han peregrinado estos años a Cuba. Incluso para estrechar los lazos oficiales con el Partido Comunista. Quienes consienten y aceptan la represión y ayudan a los represores en Cuba relativizan el valor de la democracia, la libertad y los derechos humanos. Por eso es incomprensible que parte de la izquierda española aun defienda la dictadura en Cuba. Que a estas alturas se consideren ideológicamente afines a aquel régimen brutal pone en cuestión su propia probidad democrática. La falta de sensibilidad hacia el sufrimiento cubano es una vergüenza de este Gobierno.

Durante toda esta semana los madrileños pueden visitar en el parque de Berlín una exposición sobre la represión en Cuba. Con la reproducción de un calabozo de los que hay muchos miles en Cuba. En los que muchos cubanos pasan décadas encerrados como alimañas. Les recomiendo que vayan con los niños. Después les será más fácil tomar partido contra aquella infame dictadura.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
9 + 5 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%