La Opinión de Hermann Tertsch

Soldado Shalit

20.10.2011 | 0 Comentarios
Liberación Shalit

La liberación del soldado israelí Gidar Shalit, canjeado por más de mil prisioneros palestinos tras cinco años de cautiverio ha emocionado al mundo. Pero también ha generado mucha preocupación. Ha sembrado dudas entre quienes consideran a Israel un modelo por su lucha implacable contra el terrorismo. Temen que si Israel cede al chantaje todos los demás puedan hacerlo. Y ha envalentonado a todos los simpatizantes del terrorismo de Hamás. Como a Hamás mismo, que lo celebró entre decenas de miles de palestinos que gritaban: queremos mas Shalits.

Sin duda esta operación es cuestionable. A cambio de liberar a un joven soldado, Hamás consigue la liberación de más de mil palestinos entre ellos peligrosos terroristas, asesinos de cientos de víctimas inocentes. Para entenderlo hay que partir de que Israel no es una democracia más luchando contra el terrorismo. En la que el canje es inadmisible. Israel es un Estado en guerra. Y en la guerra rige otra lógica. E intervienen otros muchos factores más allá del pulso entre el estado y los terroristas. Ante un secuestro de personas civiles, Israel jamás habría negociado. Y en Israel estos canjes por soldados ya se han producido antes. Uno más grande aun, tres israelíes por 1.200 palestinos, siendo ministro de defensa Isaak Rabin. Siempre por militares. No es una discriminación arbitraria. Es la lógica de un Estado en guerra permanente desde su fundación en 1948. En el que existe un pacto sagrado entre la sociedad y su ejército.

El soldado de Israel será enviado a donde fuera necesario a defender a su patria. La sociedad se compromete solemnemente a su retorno. Vivo,muerto,en pedazos o cenizas.Pero de vuelta a casa.Hasta que el último soldado ha vuelto a casa vivo muerto, no concluye una operación militar. No ha habido otra forma de conseguir el retorno a casa de Shalit. Y viendo el estado en que ha sido liberado cabe dudar que dentro de cinco años hubiera estado vivo o en su sano juicio.

Las condiciones inhumanas de su cuativerio contrastan con las de unos terroristas palestinos sanos, bien alimentados y muchos de ellos con estudios y formación profesional hechas en prisiones israelíes. No es el número por tanto el único desequilibrio. En un lado está una sociedad que asume un riesgo por amor a la vida de un soldado. Frente a la cultura de la muerte de quienes educan a sus niños para morir matando. En Israel se asume el riesgo pero calculado.

Los 20.000 terroristas que Hamás tiene en armas son ahora 21.000. No son esencialmente más peligrosos. Lo peor es el éxito propagandístico enorme para Hamás. No se puede sentir ya por el lider de la Autoridad Palestina que jugó y perdió con su operación en la ONU. Y el entusiasmo de Hamás pasará.Porque los palestinos pronto verán que su situación en nada ha cambiado. En Israel sin embargo sí ha cambiado. Porque el frágil Shalit, hijo ya de todos,está en casa. Y la herida abierta de su ausencia ya ha comenzado a curar.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
12 + 3 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%