Las buenas palabras

Sexo oral

18.10.2012 | 6 Comentarios
Foto1FLOR

El lenguaje del placer lúbrico utiliza tanto eufemismos suavizantes como expresiones soeces y eso no es casual. Hay seductores que halagan primero con palabras hermosas para, cuando la pasión descarrila, pasar a proferir groserías excitantes que puedan lubricar el acto. Los eufemismos surgen para burlar la censura y el tabú o para añadir chispa a lo sexual. La jerga de la que hablamos es secreta, pícara y cómica.

La anatomía y la actitud de la mujer han sido más ridiculizadas que las del hombre, quizá porque éstos estaban menos reprimidos y pudieron crear más palabras y giros. Las muchas expresiones relacionadas con la voz cojones (un plan cojonudo, una oferta acojonante, una tía con dos cojones) tienen connotaciones positivas, pero lo relacionado con el término coño suele ser peyorativo. Por ejemplo, muchos hombres dicen que lo aburrido es un coñazo, aunque suelen cambiar de opinión cuando el referente del vocablo se aproxima y deja de estar en el quinto coño.

Podemos denominar los labios menores del órgano genital femenino con la hermosa palabra ninfas (que sólo existe en plural), hoy casi en desuso. Ninfa, en singular, significa joven hermosa y también cortesana. Pero rehuyamos la sinécdoque y busquemos una denominación integral del órgano. El sustantivo vulva, tan ortodoxo como poco utilizado durante los momentos de acción, se asocia a algunos moluscos bivalvos, igual que en lugar de glande se dice bálano, nombre de un crustáceo que se asemeja mucho a aquél. Larga es la lista de sinónimos más o menos groseros que el diccionario y la calle nos han dado para sustituir a la palabra vulva. Conozco unos veinte. Entre ellos, tres que puedo citar si quiero seguir trabajando aquí. El que más se usa es obviamente coño, que procede del latín cunnus, que significa cuña. Conejo es una voz nacida por evidentes razones icónicas. El Diccionario de madrileñismos de don Manuel Alvar define chumino como "caracol de pelo que se dejaban las mujeres sobre las sienes o la frente", de donde quizá venga la referencia a la zona genital.

Los pezones no tienen aureolas sino aréolas. En cuanto a los senos, también hay toda una retahíla de posibilidades léxicas callejeras. Las peras son un sinónimo frutícola con el mismo origen formal que las brevas, que si se convierten en higos hacen referencia a otra zona del cuerpo. Hacerse una pera es masturbarse, lo mismo que hacerse una paja, que alude a sacar la caña del cereal para separarla del grano. El vulgarismo cascársela procede del latín quassare, sacudir.

En cuanto a la anatomía sexual masculina, conocidos son los términos sinónimos polla, verga y rabo. El pene se señala también con el cultismo príapo, del que deriva la maldición disfrazada de gloria priapismo, que es una "Erección continua y dolorosa del miembro viril, sin apetito venéreo”. Este último vocablo significa "relativo a Venus", al deleite sexual.

Fálico es lo referente al falo, pero no necesariamente al pene erecto sino al miembro viril en cualquier estado de armas. El término español que realmente designa al falo erecto es itifálico, cultismo sólo utilizado en arquitectura. Si el arquitecto utiliza columnas fálicas pero no itifálicas, el edificio se inclinará o incluso se derrumbará como a veces ocurre con la moral del hombre. El Puente del Alamillo, cuyo único pilar inclinado se asoma majestuosamente al Guadalquivir, fue rebautizado como Puente de la Salú por algún sevillano que le encontró un parecido con quién sabe qué (ver fotografía). Para denominar a los testículos, más afortunado que el término español huevos es el inglés nuts. Desde luego, nuestras gónadas se parecen más a las nueces, efecto visual que se acentúa con la edad.


Los gentilicios denominan diferentes técnicas sexuales en el habla popular. Francés es "sexo oral", japonés es "coito en el suelo o sobre almohadas", sueco es "sexo en grupo" y griego es "sexo anal".  Esta última práctica se conoce como sodomía en memoria de la antigua ciudad de Palestina donde, según define y juzga la Academia Española de la Lengua, "se practicaba todo género de actos deshonestos".

Echar un polvo es correcto (me refiero a decirlo). El giro aparece en el Diccionario de la Academia, si bien como vulgarismo coloquial. La voz ligar es perfecta para significar "entablar relaciones amorosas o sexuales pasajeras". Al coito se le denomina también coyunda por la correa con la que se uncen los bueyes; o cópula, que significa "atadura, ligamiento". La metalingüística no explica cómo consiguen los niños adivinar cuándo van a copular sus padres para abortar la operación amparándose en cualquier excusa para romper la noche con su llanto.

Algunos han adoptado el anglicismo precop para denominar a la pareja sexual sin compromiso futuro, ni emocional ni de sexo. Podrían emplear mejor la ingeniosa contracción española follamigo, muy celebrada por los más jóvenes. En cualquier caso,  nada hay a la altura de este pensamiento de Ezra Pound, brillante como una supernova: "Tanto jaleo por una contracción que apenas dura unos segundos".


@rafaelcerro

 

  • Pido disculpas pero con respecto a las acepciones peyorativas del órgano sexual femenino debo discrepar con razón. Explico: La palabra "coñazo" procede del título de una película española (El Coñazo) de corte surrealista estrenada en los años 20, que fue un estruendoso fracaso por la pesadez de su trama. Con respecto al sentido positivo de las palabras asociadas al sexo masculino, esto también es falso ya que (perdonen la sarta de palabras groseras) los siguientes términos son peyorativos: cojonato, huevón, gilipollas, pollardón, apollardado, juancojones, boludo, boludez, gilipollez, soplapollas, tontopollas, etc... Gracias. Rafael Espigares Pinazo (Profesor harto de manipulaciones sexistas)
    31.10.2012
  • Como se habla también de jergas callejeras, he echado en falta el vocablo "gatillazo". Seguro que el señor Cerro podría explicarlo bien.
    24.10.2012
  • QUITEN LOS TACOS Y PALABROTAS DE INTERNET, NO SIGAN HACIENDO DAÑO A NIÑOS Y JOVENES QUE BASTANTE MIERDA TIENEN QUE AGUANTAR YA....
    24.10.2012
  • SOLO LOS BASTARDOS ESCRIBEN -DICEN TACOS, PALABROTAS Y BLASFEMIAS
    24.10.2012
  • A este paso, vamos a crear el club de fans de Rafael Cerro...
    22.10.2012
  • Este escritor conoce bien el lenguaje del sexo, sin duda. Otra cosa es que haya practicado algo más que el lenguaje. No parece.
    20.10.2012
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
8 + 12 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
cerro_rafa_70

El periodista de Onda Madrid Rafael Cerro intenta demostrar que hablar correctamente puede, a veces, no ser cuestión de cultura sino de mera lógica. Estamos obligados a hacernos entender. Lázaro Carreter explicaba que el buen hablante no es el que practica el habla de la clase culta, sino el que domina más registros. “El lenguaje sirve para pensar; hablando mejor somos más libres”.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%