La Opinión de Hermann Tertsch

Sentido común

11.03.2011 | 0 Comentarios
La Fiscalía pretende que Sortu no esté en las próximas elecciones

Ya saben que tenemos un partido que se llama Sortu. Sus miembros, sus objetivos, su conexión con ETA, su fuinanciación y organización son las de Batasuna. Pero resulta que Batasuna, que como dice el Tribunal Supremo, es ETA. Y no se puede presentar a las elecciones, ganar concejalías y acceder al dinero público. Porque hasta en España nos hemos dado cuenta de que tiene poco sentido que el Estado financie, aunque sea indirectamente, a una banda terrorista. Que asesina, extorsiona y busca la destrucción del Estado. Por eso Batasuna ha inventado Sortu. Para que ETA no cobre a través de Batasuna sino de Sortu, que es lo mismo.

Resulta que las transfiguraciones son complicadas. Y como todo el mundo sabe y la policía ha probado que Sortu es Batasuna y por tanto ETA, parece imposible que este partido sea legalizado. Por supuesto que ya tienen otras marcas que presentar y listas diversas. En la espera de colarse como puedan en las urnas. Con el nombre que sea. Al fin y al cabo lo que importa es estar y cobrar. Ya les salió bien con las listas de ANV hace cuatro años.

Pero el Gobierno no podrá ayudar de forma tan descarada como entonces. Por lo pronto la fiscalía ha tenido que cumplir con su deber en el caso de Sortu. Ellos insisten. Se ha dicho que su negativa a condenar los intentos de atentado de los terroristas recientemente detenidos confirma la necesidad de prohibirlos. Ahora dice Sortu que rechaza la violencia también en el caso de que, como se dice, alguien hubiera querido cometerla. Incluido un supuesto atentado contra el lehendakari Patxi López. Dice también que ha roto con el pasado. Si así fuera no les costaría condenar todos los asesinatos de ETA. No lo hace. Por lo tanto ni caso.

La democracia española no tiene ninguna necesidad y menos prisa en incorporar a los asesinos y sus cómplices a las instituciones. Es lógico que ellos quieran. Lo preocupante es el interés que muestran los socialistas en que así sea. Sus ganas por inventarles credenciales de demócratas impolutos que obviamente no son. Mientras continúa por tanto el juego de los independentistas violentos en el País Vasco, en Cataluña son los independentistas pacíficos los que juegan a dar la murga. Como no hay paro, corrupción, pobreza y huida de capitales en Cataluña, el parlamento autonómico proclamó ayer irrenunciable su derecho de autodeterminación. No tiene ningún efecto, sentido ni relevancia. Pero revela el campo sembrado por el estatuto de Cataluña que le debemos al presidente Zapatero.

Hay quienes piensan que la gravísima, profunda y larga crisis en que ha entrado España podría imponer, por necesidad, un sentido común que deje en evidencia ante la sociedad, también en el País Vasco y Cataluña, el carácter tóxico, regresivo, ineficaz y ridículo de los nacionalismos. Desde luego aun no es el caso.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 9 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%