El Megablog

Seduciendo a un extraño

11.11.2010 | 2 Comentarios
Halle_berry

Fíjense bien en ella y no la pierdan de vista. Ya, ya sabemos que resulta francamente fácil, pero si el envoltorio es espectacular, no lo es menos su  privilegiado cerebro y una determinación a prueba de bomba. Se llama Rowena, es periodista, se pirra por un buen escándalo y no soporta que quieran echarle el freno. Mucho menos cuando el destino la obliga a sumergirse en los pormenores de un asesinato que le toca de cerca. Con ayuda de un amigo – con aspiraciones -, para el que la Red es como el mecanismo de un chupete, acabará encontando un sospechoso de los que le gustan. Rico, famoso y mujeriego. Y acabará seduciendo a un extraño, en su propio terreno para descubrir una verdad que parece evidente. Quizá demasiado. Una tupida red de señuelos, pistas ciertas y falsas, traiciones y desconfianzas va a servir para que como espectadores nos situemos a su ladito, y tratemos de ser por lo menos tan buenos detectives como ella. ¿ Quien lo hizo y por qué? son las preguntas a las que debemos contestar, mientras pasamos un rato de los más entretenido, sazonado con un poquito de pimienta erótica que nunca viene mal.


Esta cinta fue uno de los grandes éxitos del año en España, donde arrasó con más alcance incluso que en Estados Unidos, seguramente por dos razones : Porque nos gusta un suspense bien llevado más que salir de fiesta y porque la pareja protagonista está entre los actores favoritos del público de aquí. No nos extraña.
De un tiempo a Halle Berry hay que ponerle un más por delante en cuanto hace. Está entre las más bellas del planeta, las más elegantes, las más poderosas de Hollywood, y las más taquilleras. Y de las más desafortunadas en cuanto pisa un plató.

 


Le saltó una esquirla en un ojo, mientras interpretaba a Jinx, última compañera de un Bond ya caducado. Se rompió el brazo haciendo de gata y tuvo que acabar de filmar con una escayola color carne. Es por su empeño en darle veracidad a cuanto hace. Tanto que tiene nivel de  especialista profesional, pero con tacón de aguja. Casi nunca utiliza dobles y es la pesadilla de las compañías de seguros. Es admirable porque es lo último que se esperaría de una modelo que llegó a ser Miss Mundo gracias a la alquimia perfecta entre un padre de color y una madre rubia como el trigo. En el cine sin embargo, no tuvo buenos principios. En su primer rodaje descubrió que era diabética, porque le dio un ataque en el plató y en el segundo tuvo la desgracia de conocer a Wesley Snipes, novio de vida breve,  y responsable nunca confirmado de su sordera. Por un bofetón.

 


Hasta que su creación de una mujer herida de muerte en lo más profundo le cambió la vida y le puso un Oscar en la estantería, Berry paseó su espléndido cuerpo en una decena de películas perfectamente olvidables en las que hacía de hermoso florero siempre bien colocado. Después ha tenido alguna truculenta ocasión de reverdecer laureles dramáticos y las taquilleras entregas de las aventuras de los “ X-men” han reafirmado lo rentable que es. Ha estado algo apartada, por las cosas de la maternidad, pero ahora que acabó su romance con un apuesto modelo, parece decidida a volver por sus fueros.

 


Bruce Willis, el actor de sonrisa irónica y porte algo  “chuleta” es de los pocos que ha pasado de la televisión al cine sin tropezones. Al parecer, estaba deseando dejar de cantarle serenatas a la insoportable de Cybill Sheppard para darle a su carrera otro enfoque. Y para ello sólo necesitó una cosa : sudar la camiseta… Hay que decir que en ninguna de las entregas de la saga por la que pasará a la historia del cine se han gastado mucho en vestuario. Se les ha ido el dinero en otras cosas. Bruce Willis ha llegado a pagar a Hacienda más de diez millones de dólares el año en que fue la estrella que más ganó. Echenle las cuentas y échense a llorar. Llegó a ser la estrella mejor pagada del mundo, hasta el punto de que este refrescón visto y no visto costó un millón extra. Por la novedad. Los desenfrenos llegaron pero casi a la vez que la gloria. No es que los críticos salieran por las calles a gritar lo buen actor que era pero solía salir bien parado tanto en las de mamporros que en las de arrumacos. Su matrimonio con otra megaestrella por entonces, - Demi Moore, así les salía la declaración, acabó con su afición a los grados y a los gramos aunque no al jolgorio, si – como se dijo – es cierta su afición a las fiestecitas caseras con intercambio de parejas. Eso explicaría lo bien que se lleva con ese marido de parvulario que tiene ahora la que ya es -por supuesto-, su ex.

 

Como películas ha hecho muchas – hay quien piensa que demasiadas -, reseñemos lo que se conoce como filmografía esencial. Tres de ciencia ficción; una de saltos en el tiempo, otra de saltos al espacio y una tercera en la que saltaba a la vista que el peluquero de rodaje le odiaba a muerte. Hasta vivió de pleno el apogeo de la tarantinitis. Grandes éxitos pero ninguno como aquel en el que había vivos bien muertos. Desde entonces encadena novias, juergas y películas que no siempre son éxitos pero le mantienen caliente.

  • ¿Bruce Willis ha hecho algún papel decente en su vida? De hecho, sus dos únicos aciertos (casarse con Demi Moore y abrir los Planet Hollywood) se fueron al garate...
    11.11.2010 ahiestasbrunete
  • Buf, a mi me pareció un pestiño de película!
    11.11.2010 RAR
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 3 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
foto_JLAlvarez70x80

Juan Luis Alvarez, es licenciado en Ciencias de la Información y está vinculado profesionalmente a Telemadrid desde sus inicios como responsable de diversos programas informativos y culturales. En la actualidad dirige el Megahit, realiza el guión de los reportajes previos a la emisión de la película y presenta en “ off” el mismo.

 

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%