La Opinión de Hermann Tertsch

Rubalcaba

15.07.2010 | 0 Comentarios
Alfredo Pérez Rubalcaba y Michael Dodman

Buenas noches a todos.

Pretendo ser hoy el único español que no les habla de fútbol, de la selección española o del fervor patrótico que nos entra con los éxitos deportivos.Y que después se esfuma sin dejar rastro, dejando vía libre otra vez a nuestros instintos cainitas.

Es una pena que no surja ese fervor movilizador cuando se trata de defender nuestra lengua común o nuestra constitución y nuestros derechos comunes. Es triste pero es así. Aunque muchos no resignamos y creemos en un despertar tras la pesadilla. En el fin de la indolencia nacional que tantos desmanes ha permitido.

En la economía, en la política territorial, en las relaciones exteriores o en materia de seguridad. Es decir, en todo lo que toca este Gobierno desarbolado de Rodríguez Zapatero. Pero está claro que mientras Zapatero y su equipo se mantenga en el poder hemos de tener todos mucho cuidado. Decía Churchill que se vive en una democracia auténtica cuando se sabe que el que llama al timbre a las seis de la mañana es el lechero. Bueno, pues aquí ya no es el lechero sino los policías de Rubalcaba.

Sin orden judicial se llevaron el martes al presidente de la Diputación de Alicante, Jose Joaquín Ripoll. Impresionante el despliegue de un ejército de policías como si fueran a intervenir contra una célula terrorista de Al Qaeda. Cuando iban a casa de un señor bajito que no va armado y que hubiera acudido a comisaría por su cuenta de ser convocado. Pero entonces no habría habido el festival de imágenes de televisión -convocadas para el espectáculo- que dejarán grabadas en la memoria de los españoles la detención de Ripoll por corrupto. No recordarán su puesta en libertad doce horas más tarde. Ni la nota del Tribunal Superior de Justicia denunciando que el juez que lleva el caso no había ordenado las detenciones.

Es decir, la policía de Rubalcaba dirigida por mandos socialistas, actúa ya en nuestro país por su cuenta. Vamos camino de despedirnos del Estado de Derecho bajo un Gobierno socialista que, según empeora la situación política y económica, parece dispuesto a cualquier cosa para liquidar a la oposición e impedir la alternancia en el poder. Tengan por tanto cuidado si suena temprano el timbre de casa, porque cada vez son menores las polsibilidades de que sea el lechero.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
3 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%