La sintonía de tu hogar con Margarita

Rosquitas de canela

03.10.2014 | 0 Comentarios
rosquita2

No hay nada que se compare a unas rosquitas de canela recién hechas, y si además, puedes comerlas cuando aún están templadas, se convierte en uno de esos placeres que hay que permitirse si, ó si. El único inconveniente, es que están tan ricas que posiblemente nunca lleguen a estar frías.

No os faltaran amigos si invitáis a probarlas, tienen el punto exacto de dulzor, y el aroma de su canela hacen de esta rosquita todo un deleite para los sentidos.
Esta receta se puede hacer frita en abundante aceite de oliva u horneadas. La diferencia de sabor es muy sutil. Fritas absorben el aroma del aceite y resultan ligeramente más suaves al paladar. Y horneadas; saboreamos con todo su esplendor esta masa de pan dulce. Para está ocasión las he preferido cocinar al horno,  y así reducir calorías, pero puedo asegurar que están igual de deliciosas.

Un dato que debéis tener presente a la hora de  poneros a prepararlas, es que la masa de estas rosquitas necesitan unas horas de levado, y sería conveniente comenzar temprano, o dejar lista la masa la noche anterior. El resultado de su sabor y su textura merecen y recompensan ese tiempo.

Además, ahora que el otoño viste las calles con sus hojas y el cambio de estación invita a quedarnos un poquito más en casa, podéis pasar una divertida tarde horneando estas rosquitas que encantaran a grandes y pequeños. ¿Listos?

Ingredientes:
125 gramos de harina de fuerza
125 gramos de harina de trigo
7 gramos de levadura de panadero (fresca)
35 gramos de azúcar glass
10 gramos de azúcar vainillado
60 ml de agua caliente
60 ml de leche
50 ml de aceite de oliva
Pizca de sal



 Preparación:

Comenzamos disolviendo la levadura en un bol con el agua caliente y la leche. Reservamos.

Mezclamos las dos clases de harina junto al aceite de oliva, hasta obtener una masa harinosa.

Este paso lo podéis hacer con un robot de cocina ó con la mano.



Vertemos la mezcla de la leche, el agua y la levadura junto al resto de los ingredientes y trabajamos con las manos para que todos los ingredientes se conviertan en uno solo.

Terminar de trabajar la masa sobre una mesa enharinada.

Si la masa se os pega en las manos añadir un poquito más de harina, aunque poco a poco se irá desprendiendo. Sed pacientes.

Cuando todo esté bien integrado introducimos la masa en un bol cubierto con film transparente y dejamos reposar durante 2 horas en temperatura ambiente.



 Pasado este tiempo veréis que la masa a levado, y doblado casi su tamaño.
 

Colocamos la masa en una superficie enharinada y la estiramos con ayuda de un rodillo hasta que quede un rectángulo y un grosor de 1 cm.

Dobla la masa a  lo largo en tres  partes: coge uno de los extremos y llévalo hasta el centro de la masa. Después haz los mismo con el extremo opuesto y dobla la masa por la mitad. Amasa con el rodillo, y repite la operación dos veces más.



 
Extender en una bandeja y cubrir con papel film transparente.

Dejar reposar la masa como mínimo 6 horas en el frigorífico.


 

Enharinar la mesa de trabajo, extender con el rodillo la masa hasta que tenga ½ cm de grosor y comenzar a cortar.

Colocar las porciones sobre un papel de hornear montando hasta tres capas. Con un cortador más pequeño perforar el centro, dejando un agujero.


 
Déjalas una hora a temperatura ambiente para que crezcan.


Transcurrido el tiempo, hornear a 180º calor arriba y abajo durante 20  minutos.

Rebozarlas en azúcar y canela, ó en un suave jarabe de naranja, otras podéis dejarlas sin nada. De cualquier forma están  exquisitas.



 Y voilá… mi receta personal de rosquitas hechas con todo el amor  para vosotros.

Twitter: Margarita García

Facebook: www.facebook.com/bizcochups

 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 3 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
margarita_70

Desde pequeña siento verdadera pasión por la cocina. Mi madre ha sido y es mi maestra, me ha enseñado a poner en cada plato calma, pasión y amor. Por eso cuando cocino, cierro la puerta y ya estoy en mi pequeño paraíso, donde disfruto y soy feliz cada minuto que le dedico.
A través de este blog os mostraré recetas fáciles y saludables, abriremos una ventana a la repostería, aprenderemos trucos de cocina y del hogar y entraré en las cocinas de los restaurantes de Madrid para que nos cuenten de primera mano sus mejores recetas.  Si te quedas conmigo, cocinar dejará de ser un trámite para convertirse en unos de tus mejores momentos. ¿Aprendemos juntos?
 

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%