La sintonía de tu hogar con Margarita

Romántica sopa de tomate con frescas hojas de tomillo y albahaca

11.02.2015 | 0 Comentarios
cremacorazon14

¡San Valentín ya está muy cerca! y que mejor manera de celebrarlo, que cocinar para la persona que quieres deliciosos y suculentos platos preparados para la ocasión.

Hoy os quiero proponer una receta muy especial y sabrosa para vuestra cena de enamorados: una Deliciosa sopa de tomate con crème Franche y hojas frescas de albahaca y tomillo.

Algo que siempre se ha dicho, es que a los hombres se les conquista por el estómago, ¡y no seré yo, quién lo desmienta!. Soy de las que piensan, que la cocina es una hermosa transmisión de amor.  Y que mejor día para comenzar a enamorar o para reafirmar el amor, que ‘San Valentín’.

Os invito a cocinar esta romántica sopa de rojo tomate, el color de la pasión, acompañada de una blanca perla de crème Franche.

Para los que no conozcáis esta suave crème, os diré que en un condimento muy utilizado en la gastronomía  que aporta un toque de frescor y cremosidad a todos los platos. También se le conoce como crema o nata agria y podéis adquirirla en grandes supermercados.

Elegir un romántico recipiente para servirla y disfrutar de todo su sabor.

¡Que tengáis un muy, muy feliz San Valentín!.

Ingredientes para cuatro persona: 1 kilo de tomates cherry en rama, ¾ de litro de caldo de huesos, 1 cebolla roja, 1 cebolla blanca, 1 pimiento rojo, 1 cabeza de ajos, créme Franche, hojas de tomillo y albahaca, aceite de oliva, sal y pimienta.

Para el caldo: 2 litros de agua, 1 cebolla blanca, 4 dientes de ajo enteros sin pelar, 3 huesos blancos de vaca, 2 huesos de jamón,  3 huesos de espinazo sin sal.
 

El día anterior preparar un sabroso caldo de huesos.

Lavar los huesos e incorporarlos junto a una cebolla y los ajos en una cazuela. Añadir el agua e ir desespumando. Cuando hayáis retirado todas la impurezas cerrar la olla a presión y dejad que se cocine a fuego medio al menos 2 horas.  Conservad en lugar frío hasta el día siguiente.

Por la mañana, veréis que toda la grasa ha subido a la superficie y se ha formado una capa blanquecina. Os resultará muy fácil retirarla porque se ha solidificado con el frío.  Poned  a calentar a fuego lento el caldo ya desgrasado y después pasadlo un par de veces por un colador de maya fina para retirar todas las impurezas y reservar.


 
Asamos la cabeza de ajos entera. Para ello la envolvemos en papel de aluminio e introducimos en el horno durante 5 minutos a 180º.



La dejamos enfriar, abrimos por la mitad y extraemos toda su carne. Reservamos.


 

Ahora lavamos los tomates de rama y los dejamos en agua unos minutos. ¡Son preciosos, tan rojos y perfectos!. Estos cherrys en rama son espectacularmente sabrosos y aportarán a nuestra sopa un auténtico y exquisito sabor a tomate.


 
Es el momento de  picar en brunoise (pequeños dados de 1 a 2 mm) las cebollas y el pimiento rojo.


 
En una cazuela ponemos una fina capa de aceite de oliva y rehogamos las cebollas y el pimiento rojo hasta que huela rico y veamos que empiezan a brillar.


 
Añadimos los tomates partidos por la mitad y cocinamos todo junto durante unos minutos. Salpimentamos.


 
Incorporamos el caldo de huesos caliente y dejamos a fuego medio durante 5 minutos.

Pasamos el resultado por un robot de cocina.


 
Antes de terminar ponemos la carne de los ajos y batimos unos segundos más. Rectificamos al gusto de sal y pimienta.


 
Vertemos la sopa a un colador de maya fina para eliminar las pequeñas pepitas del tomate.


 

Servimos en románticas tazas, añadimos una cucharada de crème Franche, y adornamos con hojas de albahaca y tomillo fresco que perfumaran esta deliciosa sopa.




Y voilá…. Lista una muy especial sopa de tomate llena de color y sabor para un romántico San Valentín.

Sígueme en Twitter

En Facebook

En LinkedIn

Margarita García



 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
15 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
margarita_70

Desde pequeña siento verdadera pasión por la cocina. Mi madre ha sido y es mi maestra, me ha enseñado a poner en cada plato calma, pasión y amor. Por eso cuando cocino, cierro la puerta y ya estoy en mi pequeño paraíso, donde disfruto y soy feliz cada minuto que le dedico.
A través de este blog os mostraré recetas fáciles y saludables, abriremos una ventana a la repostería, aprenderemos trucos de cocina y del hogar y entraré en las cocinas de los restaurantes de Madrid para que nos cuenten de primera mano sus mejores recetas.  Si te quedas conmigo, cocinar dejará de ser un trámite para convertirse en unos de tus mejores momentos. ¿Aprendemos juntos?
 

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%