Nos queda la música

Rock en el Cine

07.04.2011 | 0 Comentarios
 ‘Great Balls of Fire’ , la vida de Jerry Lee Lewis

Hay muchas formas de contar la historia de la música y una de ellas, ¿por qué no?, es a través del cine.
Desde sus inicios el séptimo arte ha retratado la música. Todo tipo de música. La clásica, con películas como la famosísima “Amadeus”; el jazz, con obras como “Bird”, de Clint Eastwood, sobre Charlie Parker; o ya en los primeros 50, “Música y lágrimas”, la historia de Glenn Miller.

Como sabéis, aquí somos más de “cultura pop”. Y es con los estilos asociados al “pop” con los que se ha establecido la relación más estable entre cine y música. Desde que “Rock around the clock” de Bill Haley y sus Comets apareciera en el film “Semilla de maldad” (Blackbord jungle, Richard Brooks, 1955) alcanzando rápidamente el nº 1 en las listas de ventas estadounidense, la pantalla ha demostrado su enorme poder para que todo tipo de músicas alcancen mayor repercusión. 

El rock, el pop, el hip-hop, incluso la música dance actual suenan habitualmente en las bandas sonoras de películas. Temas “de temporada”, por supuesto, en coyunturales “blockbusters” o films dirigidos a una audiencia joven (sin ir más lejos, la saga “Crepúsculo”). Y bandas sonoras que multiplican la fama y el éxito de esas canciones incluidas de artistas más o menos pop.

Incluso hay una larga lista de reputados directores que basan parte de su “magia” en un demostrado buen gusto musical y el tino con el que colocan ciertas canciones en momentos emblemáticos de sus películas. Cineastas como Martin Scorsese o Quentin Tarantino han logrado que ciertas canciones estén ya indisolublemente asociadas a escenas inolvidables de sus films.

Pero no queremos hablar de este asunto (algún día sí lo haremos). Y tampoco es el género “musical” el tema a tratar. Una tradición tan antigua en la pantalla como el propio cine sonoro y que ha aportado toda una mitología propia. También en este caso algún día nos atreveremos a contar en “Nos queda la música” la historia del musical.

Lo que queremos tratar esta vez es la propia historia del rock’n’roll vista a través del cine. O más bien, el nacimiento del rock y su transformación en pop. “Del rock al pop”, así hemos titulado uno de los programas que estrenaremos mañana viernes en “Nos queda la música” (aproximadamente a partir de la 1 de la madrugada en laOtra y en Telemadrid Sat). En él repasaremos el nacimiento del rock´n´roll, sus primeras estrellas, sus triunfos y sus dramas. Y las bandas juveniles, los ídolos de adolescentes, los grupos vocales y el rhythm´n´blues más pop… 
De mediados de los 50 a los primeros 60. Años claves en la gestación de todo lo que vendría después. Hasta llegar al soul y el pop con mayúsculas. Y todo a través de los diferentes films que cuentan estas historias. Biopics y similares, basados más o menos fielmente en hechos reales.
 
La era dorada de Elvis, Little Richard, Chuck Berry… tuvo lugar entre 1955 y 1957; una época agitada en la que los jóvenes norteamericanos se rebelaban musicalmente contra sus mayores. Sería lógico empezar por El Rey, pero lo cierto es que el biopic definitivo sobre Elvis Presley todavía está por llegar (eso sí, hay varios telefilms que cuentan su historia). Así que lo haremos con Jerry Lee Lewis. Dennis Quaid interpretó su turbulenta vida en una cinta de 1989 que compartía título con su más famosa canción: “Great Balls of Fire”. “The Killer”, se enfrentaba a la vida, y a la música, de forma incendiaria.

Otros, como Buddy Holly, eran rebeldes “tranquilos”. Aunque igualmente apasionados. Su carrera se desarrolló en apenas 4 años, de los 19 a los 22, pero su impronta fue fundamental en el rock y el pop. La historia se contó en el cine en 1978, con “The Buddy Holly Story” (uno de los primeros bio-pics rockanroleros). En su piel, un poco conocido actor llamado Gary Busey que estuvo nominado al Oscar por este papel.

Buddy falleció en aquel avión en el que también perdieron la vida sus acompañantes The Big Bopper… y Richie Valens. Otro joven rebelde del rock cuya vida se truncó demasiado pronto. Y el cine también contó la historia de este chicano (que no llegó a cumplir los 18) en “La Bamba”, de 1987. Título también de su mayor éxito, otro clásico del rock and roll. Y una muestra de cómo éste empezaba a cruzar fronteras.

Aunque la historia del rock está llena de fronteras que saltaron por los aires. El blues, el góspel, el folk, el country… elementos que convergían en otros artistas fundamentales como Ray Charles o Johnny Cash. Ambos tuvieron sus películas, y ambas serán también recogidas en este programa.

No queremos adelantar mucho más pero hablaremos de bastantes películas y de bastantes músicos. Y ¡lo hemos dicho antes!, del rock al pop: así que acabaremos en… The Beatles. Su etapa inicial, su periodo de formación, fue recogido estupendamente en un muy recomendable film titulado “Backbeat”.

Esta vez nos hemos ceñido a esta época concreta para empezar por el principio y porque cada uno de nuestros capítulos dura solo media hora. Pero, evidentemente, faltan muchos más films que recorren en paralelo esa historia completa de la música hasta el día de hoy, así que prometemos futuras entregas de esta “Historia del rock vista a través del cine”. ¿Os gusta la idea?


En otro orden de cosas, os recordamos que en nuestro facebook “Fans de Central de sonidos y Nos queda la música” tenemos ahora mismo dos concursos en marcha: sorteamos 2 entradas dobles para ver a Pereza con su formación original de trío en Siroco el día 16, y 2 individuales para ver a Bigott (todo un personaje, os recomendamos su actuación) mañana viernes en Neu. Solo debéis responder las preguntas que formulamos en el facebook.
 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 1 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%