Nos queda la música

Retrato de Amy Winehouse

20.09.2011 | 0 Comentarios
La recientemente fallecida Amy Winehouse
Cuando este verano, un sábado de finales de julio, leímos la noticia en los teletipos, no queríamos creerla. No podía ser. Inmediatamente lo contamos en nuestro Facebook; aquí se puede leer el rastro: “Atención, noticia urgente y, si se confirma… ¡muy triste! Amy Winehouse ha sido encontrada muerta en su apartamento” 
“Si se confirma…” 
Y es que ¡no podía ser cierto! 
Dados los excesos de la intérprete con el alcohol y las drogas, que tanto recordaban al pasado, a cierta época en que ser estrella del rock iba asociado a esos comportamientos… el futuro de Amy Winehouse resultaba dudoso. Así se había expresado numerosas veces en los medios de comunicación. Y, lamentablemente, así fue… 
 
Se nos fue pronto, demasiado pronto. Con 27 años. Una auténtica pena. Amy Winehouse es ya un mito. Por suerte, nos dejó un escaso (dos álbumes) pero hermoso legado musical. Música de la que se ha hablado demasiado poco. Parece que interesaba más su desordenado estilo de vida. A nosotros no. Preferimos recordar que tenía una voz privilegiada y que era una personalísima intérprete. Que, con tan solo dos discos, especialmente con el segundo, fue punta de lanza de un fantástico revival de soul clásico… puesto al día. Y que cantaba abiertamente sobre sus propias experiencias. No en vano, en este tema que tanto revuelo causó, especulaba con naturalidad acerca de su desintoxicación: “Rehab”.
 
 
Amy Winehouse en su mejor momento artístico: 2006. Se hace extraño verla sin su gigantesco e icónico moño... Era “Rehab”, primer sencillo de su segundo disco, “Back to black”. No fue un hit instantáneo pero precipitó los acontecimientos. Con el tiempo, el álbum obtendría 5 Grammys, montones de premios y millones de copias vendidas. Un número 1 mundial, también en España. 
 
Desde el mismo momento de su muerte, “Nos queda la música” se puso en marcha. Queríamos homenajearla en condiciones: elaborar los mejores programas posibles sobre Amy, mostrar la diversidad de su carrera, contar su historia, recopilar todos sus videoclips e ilustrar sus canciones con las mejores versiones que pudiéramos encontrar en directo
 
El verano lo complicó todo pero, con la llegada de septiembre, como habréis visto, Amy Winehouse se ha convertido nuestra protagonista. Tres programas sobre ella que estamos emitiendo desde hace un par de semanas. Este próximo viernes se estrenará el tercer y último capítulo. Los dos anteriores se seguirán reemitiendo durante un tiempo. Habrá diversas ocasiones para ver estos “Nos queda la música”. Pero pensamos que Amy también merece unas palabras en este blog. 
 
Una pequeña semblanza. Desde niña, por influencia de su hermano, Amy no paraba de cantar: en el colegio los profesores sudaban para hacerla callar. Con 9 años entró en una academia de artes escénicas, a los 10 tenía un dúo rap. Con 14 componía sus temas. Poco después entraba en un grupo de su barrio, Southgate, al Norte de Londres. A los 18 firmó con Simon Fuller, inventor de las Spice Girls. Pronto ficharía por una multinacional para su debut: “Frank”, de 2003. Un disco bien diferente a lo que estaba por venir. Un disco en clave jazz, con toques reggae, funk y, por supuesto, soul. Además de cantar y tocar la guitarra, Amy compuso casi todas las canciones de su debut… a medias con su productor Salaam Remi
 
“Frank” fue recibido con buenas críticas… y pocas ventas. Pero a lo largo de 2004 su nombre se fue inflando tras ser nominada a varios premios. En cualquier caso, era un disco de tanteo: Amy probaba muchas cosas sin acabar de encontrar su sitio. 
 
Antes de ponerse con su segundo álbum, Amy fichó a los Dap-Kings: el grupo de acompañamiento de esa otra gran soul-woman llamada Sharon Jones. Estuvieron con ella tanto en directo como en la grabación de “Back to Black”. Un grupo de soul para un disco de “soul”. Porque ese es el sonido de “Back to black”. Un segundo disco producido a medias entre el responsable del anterior, Salaam Reimi, y Mark Ronson. Éste último supo envolver la privilegiada garganta de Amy en soul para el siglo 21. Y acabó trabajando con alguna “seguidora” como Adele. Volvemos a decirlo: soul. Los artistas favoritos de Amy eran Sinatra y los grupos de chicas de los 60. Y, de hecho, su archifamoso moño –y el exagerado “rabillo” del ojo- lo desarrolló su estilista Alex Foden inspirándose en Ronnie Spector, de Las Ronettes. 
 
El soul y el jazz. Y en los últimos temas que fue grabando para singles y reediciones “deluxe”, también el reggae y el ska: géneros a los que Amy era muy aficionada. Todo ello está en el repertorio de Amy. Y las versiones. Música que ha mamado en casa desde pequeñita. A Amy la hemos escuchado cantando clásicos del jazz, llevando el “Cupid” de Sam Cooke a Jamaica o poniendo voz al enorme “It’s My Party” para un disco de Quincy Jones. Sus colaboraciones y versiones también han tenido hueco en estos programas. La última de ellas, recién editada, junto a Tony Bennett. “Body & soul”.
 
/div>
 
Pese a su calidad vocal, el directo nunca fue el punto fuerte de Amy Winehouse. Al hecho de mostrarse a veces tímida e incluso nerviosa, había que sumar esos excesos que a veces le imposibilitaron subirse al escenario. Pero no siempre fue así. En estos programas tenemos excelentes muestras de la mejor Amy en directo.
 
En los últimos años de su vida, Amy ha peleado demasiadas batallas. Sus adicciones, sus polémicos amoríos, una enfermedad tan grave como el enfisema pulmonar, esa prensa amarillenta que llegó a pinchar su teléfono o los paparazzi que la perseguían sin cesar… y, por supuesto, el intento de rehabilitación definitiva. Parece ser que dejó atrás las drogas. Lo estaba intentando también con el alcohol. Pero, finalmente, perdió la guerra. 
Fallecía en su casa el 23 de julio de 2011. Su confusa muerte sigue siendo noticia. Descanse en paz, Amy Jade Winehouse.
 
Recordamos que este próximo viernes 23 estrenaremos en “Nos queda la música” el tercer capítulo de nuestro ciclo sobre Amy Winehouse. Informaremos del horario en este blog y también en nuestra nueva página en Facebook: “Nos queda la música y Central de sonidos”. Atención, es nueva. El grupo anterior dejará de existir en las próximas semanas. Os pedimos que os unáis a la nueva. 
 
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 1 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%