Las buenas palabras

Quitar la caca, cambiar la caca

09.04.2012 | 0 Comentarios
cambiarcaca_bebe_llora

La causa de que cometamos errores es, a veces, que repetimos sin pensarlo lo que hemos oído desde siempre. Intentaré demostrarlo con algunos ejemplos.
 

Mejorando lo presente: si en presencia de una fémina alabamos la belleza de otra (lo que resulta una indudable muestra de mal gusto; sólo falta que nos volvamos a mirar la popa de ésta lo le digamos un piropo ante nuestra interlocutora), no intentemos arreglarlo con el cliché “mejorando lo presente”. Con él estamos diciendo “ella es más guapa y usted es un vestiglo”. La fórmula correcta es “mejorándolo lo presente”, que quiere decir “usted es más hermosa que aquélla más lejana, por supuesto”. “Mejorándolo lo presente” es difícil de pronunciar y, por eso, cayó en desuso. Por eso y porque nos limitamos a repetir lo que oímos.
 

Volar por los aires: obviamente, sólo por el aire se puede volar. Sí que es cierto, desde luego, que la redundancia refuerza mucho el significado de la frase.
 

En olor de multitudes: genial. La expresión original era “en loor de multitudes” y “loor” significa “elogio”. Pero “loor” degeneró en “olor”, seguramente porque el pueblo hablante se concienció de que las masas no eran precisamente fragantes. Hay demostraciones claras del hecho en las muchedumbres que siguen al Papa o en algunos usuarios del Metro de Madrid que fermentan a partir del mes de mayo. Auténticas tormentas para los sentidos.
 

El cadáver de un muerto: escuchado en la radio. Sin comentarios.
 

Cambiar la caca: aun admitida por la Real Academia, esta expresión no parece ceñirse mucho a la lógica. Sólo es una sugerencia, pero, si en lugar de “quitar”, “cambiamos” la caca, ¿de dónde sacaremos la que repondremos en el pañal del niño?
 

Rafael Cerro

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 8 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
cerro_rafa_70

El periodista de Onda Madrid Rafael Cerro intenta demostrar que hablar correctamente puede, a veces, no ser cuestión de cultura sino de mera lógica. Estamos obligados a hacernos entender. Lázaro Carreter explicaba que el buen hablante no es el que practica el habla de la clase culta, sino el que domina más registros. “El lenguaje sirve para pensar; hablando mejor somos más libres”.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?