La Opinión de Hermann Tertsch

Paso atrás

12.05.2011 | 0 Comentarios
Dinamarca instaurará controles permanentes en sus fronteras

Dinamarca ha anunciado hace unas horas que restablece sus controles fronterizos con los demás países del espacio Schengen. Los controles aduaneros se reinstaurarán lo más rápido posible. El espacio Schengen abarca a los Estados miembros de la Unión, excepto algunos de ellos, y a Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein. Ha sido uno de los pasos más importantes en el proceso de unión.

El acuerdo, que entró en vigor ya en 1995 para Alemania, Francia  y el Benelux se amplió después hasta sus actuales miembros. Y había logrado este maravilloso milagro del que hemos disfrutado desde entonces, de poder viajar libremente sin controles fronterizos desde Algeciras hasta la frontera rusa. Pues desde este miércoles esta conquista se resquebraja.

Cristaliza así el cuestionamiento de dos de las grandes conquistas europeas, el euro y el espacio Schengen. Porque esta medida llega días después de los rumores sobre una posible salida de Grecia del euro. Sería una catástrofe. Y no sólo para los griegos.

Pero volviendo al espacio Schengen, la decisión danesa es fruto de un acuerdo del gobierno con la emergente extrema derecha populista. Está claro que muchos atacarán ahora la medida como una decisión ultraderechista danesa. Y se quedarán muy satisfechos.

En realidad, esta medida, como el propio éxito de movimientos nacionalistas y populistas a la derecha de los partidos tradicionales, se deben a los desequilibrios europeos. Que son profundos. Económicos y políticos. Crece sin cesar el sentimiento de agravio en el norte del continente por los efectos que ellos perciben por culpa de las débiles economías del sur.

Sea cierto o no, consideran que pagan el coste de ineficacia e insensateces económicas del sur. Generan grandes dificultades políticas a los líderes nacionales, empezando por Ángela Merkel. Ella está estos días volcada en buscar solución a la situación griega. Lo que los alemanes entienden como un nuevo pago alemán a una economía catastrofica, ineficaz y corrupta como la griega.

Las economías del sur, especialmente las gobernadas por socialistas son fuente inagotable de problemas. Pero también en otros campos como la criminalidad o la inmigración ilegal, Bruselas ha estado mucho tiempo despreciando las inquietudes de las poblaciones de muchos países miembros. La presión electoral hace que algunos reaccionen ahora por su cuenta. Italia y Francia ya habían acordado medidas para reformar Schengen. A las que se adhirieron Alemania y la Comisión.

La reforma está en marcha por tanto, pero llega tarde para los daneses. España se manifestó contraria a la reforma. Ayer mismo la socialista valenciana descalificaba la reforma. Ya saben cosas de ultraderechistas del norte. Pues no. O se corrigen los desequilibrios en Europa o cada vez habrá más europeos que no quieran compartir el barco con quienes se lo llenan de agua. Y el sueño europeo podía llegar a ser trístemente efímero.
 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
7 + 9 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%