Por el amor de Dior

Paranormal Activity (Chillíos)

14.02.2011 | 7 Comentarios
Paranormal Activity

Hoy es 14 de febrero. San Valentín. Y para todos aquellos que me conocen, sabréis que llevo haciendo apología de esta festividad “eminentemente cristiana” desde hace algo más de una semana. Por ello, tenía pensado escribir algún post lleno de cosas bonitas y románticas llenas de corazoncillos y parejas de celebrities glamourosas pero NO. No señor. Creo que hay un tema mucho más urgente que tratar para evitar descorazonamientos y males de amor en un día tan señalado como hoy. La obligación, siempre antes que la devoción!!!!

 
POR EL AMOR DE DIOR!!! SEÑORAS!
 
Dichas estas cosas, lo me viene preocupando sobremanera en los últimos tiempos es un “fenómeno paranormal” que se extiende como la pólvora con más frecuencia de lo que podríamos imaginar en las parejuelas de hoy en día.
 
Esta “paranormal activity” es digna de estudio en las mejores escuelas de negocios o en “Cuarto Milenio” si me apuráis. Creédme lo que digo y leéros todo el post hasta el final. Así, pues, procedo a relatar en qué consiste esta oleada de terror sentimental que impregna cada vez más relaciones…Veamos.
 
Tu historia de “amor” empezó fenomenal, con mucho ímpetu y puede que gracias alguna casualidad o entorno poco común y excitante.
 
En cuanto la rutina y los horarios se compatibilizan y tú estás super contenta de haber encontrado a “MR. Right”, el susodicho comienza a manifestar comportamientos extraños: hacer planes por su cuenta, no contar contigo para organizar su agenda, frecuentes olvidos de planes o fechas en los que habíais acordado hacer cosas en común, te cuenta las cuitas del trabajo “a toro pasado”…. Uhm, y tú, tan mona lo achacas al estrés laboral porque “el pobre está luchando con todas sus fuerzas por levantar esta España de la crisis”.
 
Sin embargo, los meses van pasando, la relación se va consolidando (obviamente) por el roce y el tiempo pero el poltergeist de la apatía y el desinterés que ha poseído a Mr. Right comienza a extenderse como “la niebla de Stephen King”. Y ahí comenzamos las mozas a echarnos las manos a la cabeza porque SEGURO que tenemos la culpa de lo que está pasando.
 
Evidentemente, el mutismo del MOZO poseído no contribuye a esclarecer el origen del ectoplasma o de suceso paranormal que se ha instalado de manera permanente y nuestro estado de alarma femenino contribuye a empeorar la situación: Aquí es cuando empezamos a preguntar a todas horas “qué está pasando” y se nos mete entre ceja y ceja la que somos nosotras que somos unas agobionas y todo es por nuestra culpa.
 
  Una vez superada la fase de la autoflagelación femenina, nos frontalizamos como fieras contra los elementos externos: la culpa la tiene su curro, su jefe, sus amigos absorbentes y malinfluyentes, que si el pobre duerme poco, que si ve poco a su gente por nuestra culpa, que si ha tenido una infancia difícil, que si sus relaciones anteriores le han dejado traumatizado, que si su intolerancia al gluten le provoca cambios de humor, que si la falta de ejercicio le genera irritabilidad, que si necesita un cambio de aires profesionales, que si le duele la uña del pie…
 
Porque claro, cuanto más nos esforzamos en dar apoyo incondicional a Mr.Right, MAYOR es el desdén y el rechazo que nos devuelve inexplicablemente.
 
Y aquí viene la peor parte… para paliar ese sentimiento de culpa y aplacar nuestro estado de alarma neurasténica, entramos en la fase CORDERA-SUMISA-GEISHA IBÉRICA-CRIATURA ANGELICAL, PACIENTE, ADORABLE Y SERVICIAL hasta perder la dignidad, los papeles y hasta la salud mental.
 
Esto, además de no servir para nada, fabrica una especie de densa atmósfera de  “calma-chicha” que precede a la ruptura.
 
Entonces, sin esperarlo …. el mozo sale de la caverna  y decide hacer un hueco en su terrible y ajetreada agenda de Ministro de Asuntos Exteriores para citarte a tomar “algo”.
  
Y tú, claro, atacada de los nervios te pones peripuesta, monérrima de la muerte, te gastas la pasta que NO tienes en comprarte un modelito para la ocasión, maquillaje y esmalte de uñas del caro, te depilas hasta destrozar la última Gillette Venus que te queda en el neceser y vas a “tomar ese algo” como si acudieras al Baile de La Rosa de Montecarlo.
 
Pero lo que ni te hueles, mientras vas cantando a grito pelao en el coche canciones de Katy Perry y de la Beyoncé, es que ESA es va a ser la “última cita”. Mr. Right ha decidido que ni cena, ni Bailes de la Rosa ni leches y te recibe con un careto de circunstancia en una tasca guarrindonga. La tragedia está servida. Porque sencillamente cuando “mejor parecía ir la cosa” ha decidido “ver la luz” y resulta que “no está preparado para comprometerse o tener un proyecto en común”. Bueno, ellos dicen que no pueden entregarse a una relación“en general”, pero en realidad les falta valor para decir que “es CONTIGO”.
 
Aquí, ya cada una reacciona como puede, según caracteres y sentido del ridículo de cada una. ¿Cómo te quedas? Muerta, eh? Y lo que más te cuesta explicar es que todo ha ocurrido “justo cuando mejor iba la cosa”. ¿A que sí?
 
Pues esa es la clave del fenómeno paranormal catalogado como.
 
El miedo les atenaza exactamente cuando todo va bien porque “sienten que no hay escapatoria ni excusas de peso para dejarlo”.
 
Aunque no todos los señores padecen este síndrome diabólico (Gracias a Dior) me gustaría dar algunas pistas para desenmascarar a los señores cobardicas incapaces de ser felices en un proyecto en común.
 
En primer lugar, aunque estos mozos tengan una mega carrera profesional envidiable … Están todo el día quejándose de lo estresantísimo que es su trabajo y con la queja permanente en la boca aunque  no tienen ni medias agallas para arriesgarse a cambiar de curro.
 
Están obsesionados con ser “sus propios jefes” pero nunca se atreven a dar el paso.
 
No tienen demasiado interés en socializar con tu entorno de toda la vida y prefieren que seas tú la que vaya a sus planes con su gente (las pocas veces que te dedica tiempo).
 
No tiene ni media iniciativa para organizar planes “de pareja” que impliquen cierta logística o creatividad fuera de las cuatro paredes de casa. Huye de todo lo que pueda significar hacer planes "los dos a solas".
 
Rompe las reglas o las citas acordadas con demasiada frecuencia por motivos aparentemente “de peso” (y tú le comprendes perfectamente y le disculpas porque es un hombre tannnnn ocupado, con tantas obligaciones…)
 
No es capaz de tomar decisiones sin hacer un dramón existencial sobre cosas tan absurdas como comprar un reproductor de dvd, cambiar de compañía telefónica, elegir una camisa o planificar por adelantado los planes de ocio para dentro de diez días.
 
No digo ná y os lo digo tó…
 
Así que como todas hemos pasado por algo así, ya es hora de bajar de la nube, que echemos un par de rezos a San Valentín y que agarremos de las solapas (con mucha delicadeza y glamour) a los cobardicas y los mandemos lejos, lejos.
 
Porque ni somos ONGS del amor, ni psicoterapeutas ni enfermeras sentimentales ni mucho menos “soportadoras cualificadas de TARADOS a cualquier precio”.
 
Y dichas estas cosas, HAPPY VALENTINE para todos! Dior Bless You All...
 
 
  • Este es el blog mas divertido de la web de telemadrid. Lo queremos mas a menudo.
    01.03.2011 chowk
  • Estoy de acuerdo en la "enjundia" que hay en el artículo a pesar de su festiva redacción (tiemble despues de haber reido)... Asi suelen ser las relaciones en nuestro vertiginoso primer mundo: relativas, urgentes, sin compromiso. En general, los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven. No obstante "Sólo el amor nos permite escapar y transformar la esclavitud en libertad." P. Coelho dixit.
    20.02.2011 Pepindelosbosques
  • Se que a veces preferimos ignorar todos los red flags que usted menciona para luego caer en tremendo novelón rosa de corazon partío.Hay veces que a nosotras nos toca ponernos los pantalones y aunque duela decir basta y mejor dejarlo por la paz mental de una y por la salud de nuestro corazoncito es mejor evitar darle largas a las cosas como usted explica!
    15.02.2011 celeste022080@gmail.com
  • Esto como hombre me tranquiliza, porque la conclusión que saco es que simplemente con ser valiente y estar dispuesto a vivir bajo la etiqueta de "comprometido" me va a dirigir hacia la vida en la que mi querida pareja estará súper contenta, entregada, monísima, etc, y hala, vida feliz. No sé si seguir este camino o el de posicionarme como "vecino del quinto"...

    14.02.2011 danimarket
  • Querido danimarket... me alegra mucho que siga con tanta atención este humilde blog y sobre todo que siempre tenga tantas cosas que aportar desde el punto de vista masculino. Usted sí que tiene valor de leer todas estas cosas y además contribuir con opiniones constructivas. Y ya sea en pareja o de vecino del quinto, mi consejo es que siempre siempre trate de ser MR. RIGHT.
    14.02.2011 PorelamordeDior
  • Como de costumbre, para partirse de la risa, a la vez que lleno de "enjundia". ¿Para cuándo el libro de claves para salir corriendo a tiempo de que no te pille el derrumbón del edificio amoroso? :)
    14.02.2011 anam
  • Querida anaM ... muchas gracias por tus amables palabras. El libro, uf, creo que tendrá que esperar. No por falta de ganas pero aún no me veo capaz de hacer un auténtico "Manuale de Amore"... Un abrazo!
    14.02.2011 PorelamordeDior
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 10 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
irene_blog_peque

Aunque nunca ganaré el Pulitzer, soy  periodista "multimedias" y discípula de Louella Parsons... 

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?