Nos queda la música

Novedades discográficas

01.02.2011 | 0 Comentarios
Matilda
¡Muy buenas! Si la semana pasada retomábamos la sección habitual de “Críticas al vuelo”, hoy hacemos lo propio con las Novedades discográficas. Eso sí: de momento aprovechamos para dar salida a las que se nos habían atascado por aquello de las fiestas. Cuatro discos de aquí que llegaron a finales del año pasado. Que esto es un no parar, oiga… O sea, que no son tan novedosos pero en cualquier caso nos han gustado igualmente. Al grano. Son estos:
 
-REFREE: “Matilda” (Marxophone)
 
Quinto álbum ya de Refree, o sea Raül Fernández. Un geniecillo catalán que ha militado en unos cuantos grupos, ha aportado su toque en la producción a varios espléndidos discos de los últimos años (recientemente el de Nacho Umbert o el último de El Hijo) y se ha metido en mil y un proyectos aventureros. Su última aventura ha sido montar un sello discográfico, Marxophone, junto a amigos músicos (Nacho Vegas publica ahí próximamente) y veteranos de la industria independiente. El sello debuta con este “Matilda”, continuación radiante de los anteriores álbumes de Refree. Su estilo suena consolidado, seguro, espléndido. Letras en castellano y en catalán. Raúl toca más de 15 instrumentos pero hay espacio para diversos invitados que arropan unas composiciones exquisitas. Y la producción, a medias con el ya mítico Brad Jones, hace que reluzcan aún más. Despliegue sonoro y letras intimistas para un disco precioso, al que regresar una y otra vez en mitad del invierno.
 
-IDEALIPSTICKS: “Sins & songs” (Astro)
 
Con el primer disco resultaba inevitable la comparación con The Kills. Y se mantiene, desde luego (y más, vienen a la cabeza otras parejas del rock’n’roll, de los Raveonettes a los surgidos de Pussy Galore, por ejemplo). Pero sería injusto reducirles a eso, a unos Kills españoles, porque este segundo álbum es un bombazo. Imagen potente, canciones sobradas, un sonido poderoso (masterizado por Greg Calbi en Nueva York), y la certeza de estar ante un fenómeno en ciernes. Eva y Jave Ryljen (apellido falso, por supuesto, entre homenaje a los suecos, a los Ramones o al ya famoso conflicto ¿hermanos o matrimonio? de los White Stripes, otro nombre habitual en estas comparaciones). Quizá no estemos acostumbrados a que las bandas nacionales que surgen de la independencia se lancen a por todas con tanto descaro, pero estos chicos lo tienen todo. Las dos voces, chulería, rock chicle, rock moderno, rock fashion. El nombre, y el log, con la hoz y la barra de labios. Su música no sabe de partidas de nacimiento, surge de los garitos más turbios y sexys de las capitales del rock. Y estos chicos lo han bordado.
 
-GARAJE JACK: “Todo eran canciones” (BMG)
 
¿Por qué Garaje Jack no ha pegado aún el petardazo? Pues no nos lo explicamos. O sí. En un mundo ideal las listas de éxitos estarían copadas por discos como éste. Su rock’n’pop es perfecto para todos los públicos. Canciones accesibles, melodías infecciosas, sonido clásico y bien arreglado, y buen, muy buen directo. Su tercer álbum combina los hits para radiofórmula (en potencia, otra cosa es que lo lleguen a ser: “Todo eran canciones”, “Sin red”, “Seguimos en pie”) con el desgarro y la autenticidad que les han hecho llegar aquí (“Tú y yo”, “Casino”). Durante la última década el grupo madrileño se ha pateado montones de salas (incluyendo una gira por cárceles) y ha obtenido nominaciones y hasta algún premio de la música. También el respeto de la crítica y un número creciente de fans. La voz y la presencia de Laura Rubio, su cantante, les desmarca de buena parte de la escena nacional. Buenas noticias: el disco entró directo al número 1 en la lista de iTunes. Pero recomendamos el álbum físico. Viene con un dvd que incluye otros 6 temas grabados en plan “íntimo” y tres videoclips. Y están de gira, pueden tocar en tu ciudad.
 
-LOS DELINQÜENTES Y TOMASITO: “Los hombres de las praderas y sus bordones calientes” (El Volcán)
 
Solo un año después del disco anterior, reaparecen Los Delinqüentes reencontrándose con Tomasito, con el que ya trabajaron en el grupo G5 (junto a Muchachito y Kiko Veneno). Hace no mucho conocíamos un tema para un corto (“Voltereta”, que también se incluye aquí), y ahora todo un álbum que suena refrescante desde el primer tema. A pesar de su instrumentación básica (las guitarras, un bajo, el cajón, y los jaleos y palmas constantes), la cosa suena mejor que nunca: de hecho, resulta más directa y apetecible de lo habitual, transmitiendo esa falta de pretensiones y esa diversión que tan natural le sale a sus protagonistas. Una selección de temas en su mayoría ya conocidos, ahora en nuevas versiones. Algún inédito (“Manifiesto de lo borde”), temas anteriormente grabados por Tomasito (“Camino del hoyo”) o por Los Delinqüentes (“El aire de la calle”, con la voz de Remedios Amaya), y versiones cercanas (“La cacerola”, de Juan Monge, o “La pura concepción”, que cantaba Silvio) o lejanas (“Kiss off” de Violent Femmes, “The Man in me” de Bob Dylan o el tema de “Cantando bajo la lluvia” –aquí “Bailando por Jerez”- en lecturas extrañamente fieles).
 
El vídeo del día se lo llevan Los Delinqüentes y Tomasito. Vídeo “culinario” y tremendamente jerezano: “La cacerola”.
 
 
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%