Por el amor de Dior

Million Dollar Baby

05.08.2010 | 0 Comentarios
Chelsita

 

¡Ya lo sé, ya lo sé!

Llego tarde para comentar la boda de la niña Clinton, pero aunque parezca que está todo dicho... ¡NO ES CIERTO!

 

La verdad es que en España, el casamiento de esta moza ha pasado más que desapercibido. Nadie le ha dado la importancia que tiene. No señor. Estamos tan preocupadísimos este verano con asuntos tan graves como el "belenestebanismo"  y las vacaciones de nuestra caspa nacional (obregón, borja thyssen, las truculencias de la familia Ostos, etc) que no somos conscientes de lo que ocurre en el Primer Mundo.

 

Bill Clinton, uno de los presidentes americanos con más carisma de la Historia (Obama se nos desinfla, señores) ha conseguido colocar de una vez por todas a su única hija (reconocida). Dicen por ahí, que tiene más vástagos no muy secretos/as. Y no me lo invento yo. Véan si no, la grandiosa película Primary Colors... de cuyo guión nunca se quejó el Sr. Clinton, ni de las fuentes...

 

Pues eso, que ya la han casao a la niña de "Ambiciones". Les ha costao, ¿eh?. Puffff, menuda inversión en colegios de pago, universidades de élite, años y años de brackets infernales, tratamientos imposibles para acnés rebeldes, peluqueros esclavizados contra rizos criminales... 

Pero todo al final ha dado el resultado óptimo: ¡YA LA HAN CASAO!

 

Me imagino la conversación entre Papá y Mamá después de toda la paliza post-sarao... (quiero aclarar que es producto de mi creatividad desbordante)...

Dice Hillary: "Querido, después de tantos años, tantas campañas, tanto dinero invertido, tantas infidelidades, tanta sobreprotección paternal... lo hemos hecho bien como padres."

Contesta Bill: "Pues sí, querida, tú nunca serás presidenta, pero a la niña la dejamos bien colocada con un rico banquero judío, y eso es más de lo que podíamos esperar. Ah, y no me preguntes dónde voy a pasar la noche después del sarao post-bodorrio."

A lo que Hillary responde: "Me parece correcto. Pero recuerda cariño, SI NO PUEDES SER CASTO, SE CAUTO, POR EL AMOR DE DIOR, y que no te pille ni una maldita cámara, so indecente."

 

Del resto de la ceremonia, sólo puedo decir que no hubo demasiadas celebrities reseñables. Creo que estuvo Oprah por ahí, y mucho pueblo llano congregado a las puertas de la finca de celebraciones con pancartitas y disfraces "a la americana" para desearles "best wishes" a los novios.

Que para más originalidad se casaban por doble rito: judío y metodista. Y si ya son largas las bodas de por sí, no quiero ni imaginarme como pueden ser las ceremonias "dobles con queso". 

 

El novio, pues eso, vestido de judío: soso y como si estuviera celebrando el Bar Mitzvah pero con 30 palos y ciertas entradas en la cabeza. Y ella, intentando parecer una novia europea, con vestido de Vera Wang, la diseñadora favorita de las novias americanas con pasta  que "pretenden" no parecer una tarta de siete pisos, a lo Sixteen Candles, pero que tampoco consiguen quitarse ese tufo horterilla de rancho de Wyoming porque el dinero no lo puede todo.

 

Lo siento Chelsita, buen intento eligiendo a Vera Wang pero es que hay cosas que ni los peluqueros, ni la haute couture ni los brackets pueden solucionar... Eso sí, te deseo lo mejor con tu novio judío de toda la vida, porque tiene una pinta buenazo el muchacho que no puede con ella. 

¿Y sabes qué? Que tengo muchas ganas de saber por qué rito bautizaréis a vuestro primer vástago.

 

MAZELTOV! (por el amor de yahverrr)

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
5 + 13 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
irene_blog_peque

Aunque nunca ganaré el Pulitzer, soy  periodista "multimedias" y discípula de Louella Parsons... 

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%