La Opinión de Hermann Tertsch

Más ilegalidad

06.07.2011 | 0 Comentarios
La vieja guardia de Batasuna continúa controlando los movimientos de Bildu en las instituciones

En la localidad guipuzcoana de Lizarza no ondea la bandera española. Lo que viola la ley que establece que deben ondear juntas la bandera de la localidad, de la comunidad autónoma y la enseña nacional. Me dirán Ustedes que menuda novedad. Porque son muchas decenas los ayuntamientos vascos, navarros y también catalanes donde no se cumple la ley.

Y que no se cumpla la ley en nuestro país en los últimos tiempos parece casi ya lo lógico. Para evitar problemas dice el ministro del interior. Cierto, pero en Lizarza es noticia ahora porque durante cuatro años sí se ha cumplido la ley. Gracias a una valiente alcaldesa, Regina Otaola, que gobernó porque en aplicación de la ley de partidos, partidos o coaliciones vincuiladas a ETA entonces no pudieron presentarse a las elecciones.

Gracias al Gobierno Zapatero y a seis miembros del Tribunal Constitucional hoy gobierna en Lizarza, Bildu la coalición diseñada y orquestada por ETA para regresar a las instituciones. Dirán algunos que la mayoría de los habitantes de Lizarza votaron a Bildu. Es cierto. Pero las opciones terroristas no pueden tener cabida en una democracia que se respete a sí misma.

Si el estado se hubiera mantenido firme, algún día los habitantes de Lizarza habrían votado opciones no criminales, fueran independentistas o no. Las hay y las habrá. En Alemania, nada mas concluir la II Guerra Mundial y tras casi quince años de indoctrinamiento hitleriano, había aun muchísimos nazis. Por eso, en la recien nacida República Federal de Alemania se prohibieron los partidos nazis. De haber sido legales quizás hubieran derrotado a los partidos socialdemócrata y cristianodemócrata.

Hubieran conquistado muchos ayuntamientos. Hubieran vuelto al indoctrinamiento y a ejercer el terror contra los discrepantes. No se hizo con muy buen criterio. Para una normalización democrática hace falta que la sociedad sea liberada totalmente del miedo. En Alemania se consiguió esa desnazificación. Y en el País Vasco íbamos por el buen camino.

Con la ley de partidos y después con el primer gobierno constitucionalista. Hasta que llegó Zapatero con su plan que evitó la derrota de ETA. Y buscar una salida negociada con la banda terrorista. En eso ha estado el presidente del Gobierno durante siete años. Negociando a espaldas de los españoles incluso cuando él y su vicepresidente Pérez Rubalcaba lo negaban categóricamente. Su obsesión por erigirse en artífices de la llamada pacificación nos ha llevado a la terrible situación actual.

  • Los enemigos del Estado, franquicia y cómplices de una ETA intacta y reforzada, han asumido un enorme poder. Ahora cada día dan un paso más para forzar a la democracia española en retirada. Por incumplimiento de leyes. Por hostigamiento a los demócratas. Urge que la democracia responda al desafío. Y no con más concesiones. Sino con su principal argumento, la ley. Y su obligado cumplimiento.    
     
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
12 + 1 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%