La Opinión de Hermann Tertsch

Los rivales

20.09.2011 | 0 Comentarios
Rubalcaba y Chacón

Es muy difícil ya sorprenderse por nada en este país. Siete años con la astracanada incrustada en la política agotan a cualquiera. Y sin embargo, hay algunos que no dejan de intentar sorprendernos.

Elevando las cotas de la anomalía en un país democrático. Y de vez en cuando lo consiguen. Ahora mismo tenemos compitiendo en ello a los dos rivales por la jefatura del PSOE. Tenemos Carmen Chacón, ministra de Defensa, repito, ministra de Defensa, tachando a los jueces del Supremo de ser agentes anticatalanes. Y llamando a la desobediencia frente a estos supuestamente pérfidos personajes. Y al vencedor de su disputa con Chacón, al candidato Rubalcaba, lo tenemos directamente erigido en adalid de los antisistema. Un día llama al desacato a las sentencias judiciales. Y al otro dice que hay que dar supremacía al voto de una región española sobre las leyes y la Constitución Española. Ahí es nada.

Todo esto una vez desatada ya la criminalización del rico. El mensaje diario es que el rico por el hecho de serlo es culpable de la situación. Y que quitándole al rico se podrán arreglar los problemas de los pobres. Sin definir bien al rico. Al final, ricos son todos los que tienen más que el destinatario de este tosco mensaje populista.

Esta agitación de la envidia y el resentimiento social como motor electoral es lo más moderno que se les ocurre a algunos. Una especie de lucha de clases para parvulario. Probablemente tenga razón Rosa Díez. Cuando dice que Rubalcaba ha interiorizado tanto que va a perder que se ha convertido él en antisistema. Ya no se trata de captar al extremismo de izquierdas y del nacionalismo. Parece que ya se asume su mensaje.

Hasta el 20 N no sabremos que habrán podido cosechar Rubalcaba y Chacón con estas soflamas contrarias al Estado de Derecho. Rubalcaba ya tiene su penitencia en su abierto conflicto con el Gobierno. También nosotros. En cuanto el Gobierno se ve forzado, normalmente por el exterior, a tomar una medida por el bien de España, le hace un roto a la campaña de Rubalcaba. Y en cuanto Rubalcaba le impone alguna de sus medidas al Gobierno nos hace un roto a los españoles.

Esta diabólica situación puede tener un precio al que Rubalcaba se expone. Pero el ya no tiene un cargo institucional. Chacón por el contrario se ha lanzado a sus ataques al Estado de Derecho desde un ministerio de la Corona. Y eso hasta aquí en España debiera ser intolerable. Dimitta por tanto la señora ministra. Y dimita de inmediato.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
5 + 1 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?