Nos queda la música

Los Jacksons

06.07.2011 | 0 Comentarios
blog casado jacksons

Llevamos ya dos semanas con ellos en nuestra franja de estrenos. Hemos emitido dos capítulos sobre los hermanos Jackson. Primero fueron Jackson 5, luego simplemente The Jacksons. Este próximo viernes estrenaremos la tercera y última parte de esta serie dedicada a glosar su historia. Un desfile de temazos, clips míticos, actuaciones (en directo o en la tele) y rarezas: documentos de visionado obligatorio.

Elaboramos estos programas como homenaje a Michael en el segundo aniversario de su muerte. Cuando hace ya unos cuantos años (antes de su fallecimiento) le dedicamos unos monográficos, no pudimos apenas hablar de esta primera etapa ni de la trayectoria en paralelo junto a sus hermanos. Básicamente por falta de material. Así que se lo debíamos. Y estamos orgullosos de las tres entregas resultantes. 

Pero hoy queremos hablar un poquito más sobre ellos. Dejar constancia escrita de nuestra admiración. Todo el mundo conoce a Michael pero, para nuestra sorpresa, mucha gente apenas conoce a los Jackson 5. Aunque temas como “I want you back” o “Abc” sean clásicos que siguen funcionando como el primer día…

Los Jackson 5. Un fenómeno de masas en los 70… y también en los 80. Han vendido unos 50 millones de copias, millón arriba millón abajo. Nacidos en Gary, Indiana, se subieron por primera vez a un escenario en 1963, bajo la mano de hierro de su padre: Joseph. Al principio los 3 mayores: Jackie, Tito y Jermaine. La formación que nos interesa llegaría en el 67, con la incorporación de Marlon y un Michael que se perfilaba como artista total desde que tenía 4 añitos. Michael se convirtió en el nuevo solista del grupo. Y con él, los hermanitos ganaron un concurso de amateurs en el mítico Apollo de Harlem. Deslumbrando a Gladys Knight, que les recomendó a Berry Gordy, el capo de su sello, la Motown. Donde finalmente debutaron en 1969 con “I Want You Back”.

Para lanzar un proyecto tan goloso como los Jackson 5, Berry Gordy formó The Corporation: equipo de 4 compositores/productores comandado por él mismo. ¿La idea? Mezclar el soul propio de la marca Motown con funk y pop chicle, para cautivar por igual a los jóvenes negros y los blancos. El invento se llamó “bubblegum soul”… y ¡vaya si funcionó!: los 10 discos de Jackson 5 publicados por la Motown -¡en solo 6 años!- rondan los 40 millones de copias vendidas. Y sus 4 primeros singles fueron número uno en Estados Unidos: “I Want You Back”, ABC”, “The Love You Save” y “I’ll Be There”.

La maquinaria de prensa de la factoría Motown se inventó la bonita historia de que una de sus máximas estrellas, Diana Ross, les había descubierto. Como hemos dicho, la que les echó el ojo fue otra chica Motown, Gladys Knight. Y su colaboración con Diana fue uno de los principales reclamos del especial televisivo de la ex Supreme. Las coreografías, la frescura, la imagen de los Jackson 5 hipnotizaban a la audiencia en cada aparición televisiva: ahí quedan sus actuaciones en los shows de Ed Sullivan, Bob Hope, Sonny & Cher o Carol Burnett.

Al poco tiempo tenían su propia serie de dibujos animados en la tele y, con el tiempo, un show semanal. Para aprovechar el tirón, todo tipo de merchandising. Novedades constantes de los hermanos y, exprimiendo el ritmo de lanzamientos, las grabaciones del pequeño Michael en solitario. Grabaciones de éxito similar. Si el debut de los Jackson 5 lleva 5 millones de copias vendidas en todo el mundo, el de Michael va por las 5… y medio. Se editó en 1972 y se tituló “Got To Be There”. Aunque poco después llegó el mayor éxito de Michael en esta etapa: “Ben”, para la película de igual título.

Pero volvamos a los hermanos. Encarnaron el sueño de Berry Gordy en los 70: encandilar por igual a todos los públicos. No era de extrañar, teniendo en cuenta el innegable talento de los chicos: voces, coreografías… y pericia instrumental. Al margen de otros músicos de acompañamiento, ahí estaba siempre Jermaine tocando el bajo, Tito con la guitarra y el pequeño Randy (el sexto hermanito Jackson, que luego pasaría a ser integrante oficial del grupo) con las congas. De vez en cuando, incluso Janet o La Toya salían a la palestra. La familia unida…

Con el paso del tiempo, los éxitos empezaron a escasear. Hasta que encontraron un filón a explotar en discos posteriores: el funk y lo que se convertiría luego en música disco. También fueron surgiendo problemas con su sello. En 1975 llegaría la ruptura: Joseph Jackson consiguió un contrato para los niños con CBS. Según se cuenta, era casi 10 veces más ventajoso que el de Motown… Problema uno: Jermaine se había casado con “la hija del jefe”: Hazel Gordy, así que dejó la banda. Solución: Randy, sexto hermano en la sombra siempre parapetado tras los bongos, ocuparía su lugar. Problema dos: Motown tenía los derechos sobre el nombre The Jackson 5. Solución: nuevo nombre, ¡The Jacksons!

Así se estrenaban en 1976. Los primeros discos para el nuevo sello serían producidos –y escritos casi al completo- por los padres del “Sonido Philadelphia”, Gamble & Huff. Pero la cosa no acababa de arrancar. El primer álbum de esta nueva etapa no llegó a vender ni un millón de copias. Por debajo de cualquiera de sus trabajos para Motown. Y el segundo funcionó aún menos. Los hermanos –y el papá- decidieron tomar las riendas.

El siguiente disco estaría producido por los Jacksons. Y acabó siendo un enorme hit internacional: “Destiny”. Aunque los chicos habían firmado algunos temas ya anteriormente, aquí los compusieron prácticamente todos. ¿Resultado? Vuelta al éxito, a las ventas millonarias y a los puestos altos en las listas. Otro triunfo añadido llegó con la larguísima gira que sucedió a este álbum.

A todo esto, a Michael se le multiplicaba el trabajo. En el 78 protagonizó la versión “negra” del Mago de Oz, “The Wiz”. Como productor musical de este film, un tal Quincy Jones que, a su vez, produjo el primer álbum de Michael como solista en 4 años: “Off the Wall”, publicado en 1979 con enorme éxito. Y luego, del tirón, nuevo disco con sus hermanos: “Triumph”. Nuevamente producido y compuesto por ellos. Y nuevo éxito. Tras la inevitable gira, entre el 82 y el 83 se abriría el paréntesis del enorme “Thriller”… Poco más podemos añadir de él… 

El caso es que en 1984 había nuevo disco de los Jackson, que por primera vez eran 6: “Victory” incorporaba nuevamente a Jermaine. El éxito de Michael arrastró aún más al nuevo álbum. La gira consiguiente fue una de las más rentables y espectaculares de los 80, que ya es decir. Y después, desbandada… Hasta que en 1989 editaron un nuevo producto familiar (bueno, Michael y Marlon solo aparecían en un tema) que resultó irrelevante y puso punto y final a esta historia.

En 2009, poco antes de la muerte de Michael, hubo un intento de reunión no muy serio. Los hermanos sí cantaron juntos en los coros de “This Is It”, tema principal del documental póstumo. Pero ya era tarde: faltaba la voz carismática, el fundamento de esta familia. Así que recordémosla al principio de todo, con su primer single. Así empezó todo: “I want you back”.
http://www.youtube.com/watch?v=47rb4ChfV1I&feature=related

 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
12 + 5 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%