Atrapados por el tiempo

Las bicicletas son para todo el año... ¡pero respeten los semáforos!

07.05.2014 | 0 Comentarios
sonrisaelecrica2

Todas las mañanas me ocurre lo mismo. Coincido en el mismo semáforo con el mismo ciclista, todos los días. Los dos nos dirigimos hacia el mismo punto de Madrid. Vamos desde el cruce de María de Molina con López de Hoyos hasta el parque de Berlín. Nos separa una distancia de 2,7 kilómetros. ¿Adivinan quién llega primero? Pues efectivamente, el ciclista llega antes que yo. Y ¿adivinan por qué? Pues sí, porque yo respeto los semáforos. No se si a ustedes les pasa lo mismo. Me gusta ver un Madrid cada vez más parecido a Amsterdam, con más kilómeotros de carril bici, con ciclistas trajeados que todas las mañanas se dirigen a su trabajo. Me gusta y me gustan las bicicletas. Pero no puedo con la actitud de una gran mayoría de estos ciclistas urbanos, sí, una gran mayoría. O por un extraño fenómeno la bicicleta produce daltonismo en quién las lleva o simple y llanamente los ciclistas pasan directamente de las señales de tráfico. Me gustaría diferenciar entre los ciclistas de ciudad, por accidente, y los aficionados al ciclismo y practicantes de este deporte. Lo hago porque no quiero que nadie se moleste. Una vez cometí la osadía de criticar en las redes sociales a los ciclistas, con fundamento que diría Arguiñano. Pués casi me deja de hablar el hermano de un amigo que resulta ser además triatleta. Él prefiere no considerar ciclistas a quienes se mueven en bici dentro del anillo de la M-30, ahora calle 30. Acepto el argumento y doy por bueno también su enfado porque está harto de ver a conductores que sin ningún tipo de escrúpulos no respetan la distancia de seguridad en carretara, una vergüenza. Pero reconozcan que si circulan por Madrid es muy difícil, casi imposible, ver a un ciclista parado en un semáforo. Pero cuando lamentablemente ocurren accidentes siempre se tiende a señalar al conductor del coche como el culpable ante el indefenso ciclista.

Y después de este breve comentario. Yo estoy aquí para hablarles del tiempo y no porque me haya quedado sin tema de conversación. Del tiempo y de esas profesiones que dependen en una u otra medida de él. Como las tiendas y talleres de bicicletas, que casualidad. Me gustaría que conocieran uno de esos comercios que ofrecen algo más que alquiler o venta de bicicletas, les hablo de la sonrisa eléctrica. Están en el barrio de Las Tablas, al que por cierto han añadido un carril bici-taxi-bus un tanto peculiar. Por lo visto es imprescindible dotar a un barrio como Las Tablas, rodeado por el anillo ciclista, de otro carril bici en la calzada, reduciéndo de esta forma el espacio para los vehículos a cuatro ruedas. Eso sí, para acceder a Las Tablas Norte hay que irse primero a Sanchinarro porque no se ha dotado de suficientes accesos a un barrio que acoge las sedes de empresas como Telefónica, BBVA o Huawei. Pero en bici se llega fenomenal hasta la misma puerta de estas multinacionales.

Perdón porque me he vuelto a desviar del tema. Volvamos con una sonrisa a las bicicletas. En la Sonrisa Eléctrica además de tener los últimos modelos de bicicletas eléctricas y plegables ofrecen y asesoran sobre rutas por ciudad, deportivas, viajes organizados o reciclaje de bicicletas. Hasta reparan, por un precio más que asequible, los cochecitos de bebés. La sonrisa eléctrica se extiende estos días, bien grande, de un lado a otro de la mejilla. Porque con la llegada del buen tiempo las reparaciones aumentan hasta un 60 por ciento. Así que si tienen en su trastero o en la terraza de su casa una bici olvidada, desempólvenla y vayan a hacerle una revisión. A esta u otra tienda. Pero vayan, por favor, ¡parándose en los semáforos!

 

Javier de la Fuente

 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
9 + 5 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
delafuente2_70x80

Desde que nací, quería ser piloto, volar. Pero las corrientes me han traído a otra profesión que nada tiene que ver. ¿O si? Aquí me tienen atrapado por el tiempo, pendiente del sol y las nubes. Pero no soy el único.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%