La primera vez que te vi

La primera vez que te vi…'Días sin huella'

07.11.2014 | 0 Comentarios
diassinhuella_34

La primera vez que vi “Días sin huella” (The lost weekend, Billy Wilder, 1945) tuve que pellizcarme, porque pensé que estaba soñando: simplemente, no creía que tanta genialidad pudiera estar condensada en cien minutos de celuloide. La noche anterior yo había programado el VHS de casa para que grabara de madrugada esta película de Wilder que emitían en La 2 y que hasta ese momento se me había escurrido insidiosamente: ahora, en la era del bit, podemos conseguir cualquier película en cuestión de minutos a golpe de ratón, pero entonces, a principios de los años 90, el buen cine llegaba a nosotros inesperadamente, con nocturnidad y alevosía. Algunas películas –“Días sin huella” es un buen ejemplo- había que atraparlas al vuelo.


De Wilder por entonces lo había visto ya casi todo: su cine negro, sus comedias ácidas, su cine biográfico, sus dramas, e incluso sus incursiones en el bélico; lo que no había visto es el más difícil todavía, “Días sin huella”, una película desesperada que narra la historia de un escritor sin inspiración que ha caído en las garras del alcohol, un film inteligente como pocos que se contempla con la intensidad de un thriller de suspense. En este sentido digo que necesité pellizcarme después de visionar esta película por primera vez, porque no creía que Wilder pudiera superarse y sorprenderme una vez más. “Días sin huella” continúa siendo una de sus películas más desconocidas en España pero creo que debiera estar en la vitrina de honor al lado de sus obras maestras, junto al “El crepúsculo de los dioses”, “Con faldas y a lo loco”, “El apartamento”, “Testigo de cargo”, “Sabrina” y “Perdición”.

De la misma forma digo que “Días sin huella” es una de las cinco mejores películas que se han filmado alrededor de una botella: “Días de vino y rosas” (Blake Edwards), “Leaving Las Vegas” (Mike Figgis), “La gata sobre el tejado de cinc” (Richard Brooks) y “La angustia de vivir” (George Seaton) son las otras cuatro.


Acompañamos a Don Birman (Ray Milland) en su deambular por las calles de Nueva York y nos parece el hombre más solitario del mundo. También el astro más brillante del firmamento antes de su caída en desgracia. Escuchamos los argumentos de Birman alrededor de la botella y nos quedamos deslumbrados por la genialidad de dos guionistas, Wilder y Bracket, que disparan balas a bocajarro en cada frase del diálogo:


Yo no sé qué tenían aquellos escritores del cine de los años 40 y  50; no sé si su talento inconmensurable se debía a que habían vivido mucho y a que habían contemplado tanta miseria como gloria a su alrededor, circunstancias que a la fuerza les habían doctorado cum laude en vida y muerte. Yo no sé lo que era, digo, si acaso intuyo que la pura necesidad y haber atravesado la desdicha de una Guerra Mundial les había acelerado las neuronas. Lo que sí sé es que diálogos como éstos yo no he vuelto a escucharlos en una pantalla de cine con tanta cotidianidad como se producían entonces:

No eran sólo los guiones, por supuesto: era todo el conjunto de factores alrededor de una película. La música, por ejemplo. Si admiran hoy a los Hans Zimmer, Morricone, John Williams o Jerry Goldsmith… escuchen, escuchen al compositor de “Días sin huella”, Miklos  Rózsa. Este sí que era inmenso:

¿Y qué me dicen de John F. Seitz, padre de la fotografía de “Días sin huella” o “El crepúsculo de los dioses”?

Ante imágenes así sólo cabe enmudecer de admiración y hacer una reverencia.

Por último, las estrellas, o lo que por entonces era la misma cosa, los actores, actores y actrices de verdad, infalibles y capaces de multiplicar la eficacia de una línea de guion con su propia fuerza de huracán. Vuelvo a quedarme sin palabras; vean a Milland interaccionando con la maravillosa Doris Dowling:
http://www.dailymotion.com/video/xne8mh_hitting-on-gloria-from-the-lost-weekend-1945_shortfilms

Se ha dicho muchas veces ya, pero conviene no olvidarlo nunca: Wilder no les fallará.

Twitter: José Manuel Albelda


 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 16 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
JMALBELDA_CINE

Un blog de cine desde el que rememoro dónde y cuándo vi por vez primera las películas que han marcado mi vida. Mezcla de cinefilia y de recuerdos autobiográficos, pero también retrato de épocas y lugares determinados de nuestra Historia: salas de cine que desaparecieron hace tiempo o que fueron reconvertidas, pases extravagantes en la Filmoteca del Doré, furtivos cineclubs en la madrugada, inverosímiles sesiones continuas en cines de barrio, videoclubs de hoja caduca a la vuelta de esquina y avistamientos fortuitos en viejas televisiones en blanco y negro y con antena de cuernos que difundían por el UHF las más preciadas joyas del Séptimo Arte.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%