La Brújula de la Salud

La felicidad consiste en gozar de buena salud y de una memoria excelente, pero selectiva

15.11.2010 | 1 Comentarios
blog_felicidad_martos

Hace unos días tuve la gran suerte de conocer a Gustavo Zerbino, uno de los supervivientes del accidente aéreo de los Andes en 1972, en el marco incomparable del I Congreso Internacional de la Felicidad que organizaba el Instituto de la Felicidad de Coca-Cola en el que también tuve la oportunidad de colaborar como ponente para hablar de Felicidad y Salud: “Dar años a la vida y llenar esos años de vida”. Gustavo, un hombre de 57 años, que vivió en primera persona esa experiencia que todos conocemos gracias a la película “Viven” y que tenía entonces 19 años, fue un claro ejemplo de que “la felicidad consiste en gozar de una buena salud y de una memoria excelente, pero selectiva”.

Siempre hemos escuchado a Ingrid Bergman, al Profesor Enrique Rojas y otros muchos autores más que “la felicidad consiste en gozar de una buena salud y una mala memoria”, pero la verdad es que resulta mucho más positivo disfrutar de una memoria indemne, pero que sea selectiva. Gustavo, goza de una excelente salud y en estos 38 años desde el accidente ha aprendido a cuidar su cuerpo y su mente. El recuerda el accidente y todo lo que ello conllevó, pero trata de no recordar esos “malos momentos” que todos recordamos por el milagro de la cinematografía. Y ese precisamente era mi mensaje en la Conferencia que me invitaron a pronunciar en este I Congreso Internacional de la Felicidad. Claro está que todos los asistentes, más de 800, esperaban escuchar de un enfermero y médico, aquello de la prevención de las enfermedades, insistiendo una vez más en la modificación de sus hábitos de vida. Y lo hice, pero de una forma bastante solapada, porque mi objetivo, como trato de hacer con este artículo de opinión, era manifestar que para conseguir la “felicidad”, no solo hay que llegar a vivir muchos años, que también, sino poder disfrutarlos llenándolos de vida y de esperanza, pero no de incertidumbre. Dos sentimientos bastante encontrados aunque a veces los utilicemos como sinónimos.

Cuando tenemos “incertidumbre” nuestra mente se sitúa en la posibilidad de que acontezca algo realmente negativo. Es ese sentimiento que tantas personas tienen ante la posibilidad de un diagnóstico médico o de su confirmación, o el que sienten los familiares de una sala de espera del servicio de urgencias de cualquier hospital, ante la falta de información adecuada. Sin embargo cuando hablamos de “esperanza”, nuestros sentimientos se centran en la posibilidad de que algo bueno ocurra. Cuando estamos en la sala de espera de un paritorio, sabiendo de antemano que el embarazo ha sido totalmente normal, tenemos de la esperanza de conocer a nuestro hijo o nuestro nieto. Y en ambos casos hablamos de “comunicación”, esa gran asignatura pendiente en la formación de los profesionales sanitarios. Y no deja de ser cierto por otra parte, que si bien el siglo XX pasará a la historia como el “siglo de la esperanza de vida” gracias al descubrimiento de las vacunas y los antibióticos, el Siglo XXI debería ser “el siglo de la calidad de vida”. Pero para ello debemos empezar ya, sin más dilación. Estamos en el momento más álgido del crecimiento de la tecnificación en medicina y de la “comunicación on line”, pero estamos perdiendo el norte en la “comunicación interhumana”, la que de verdad resulta eficaz, sobre todo cuando hablamos del tratamiento de los pacientes y de la prevención de las enfermedades.

Es el momento de incorporar el entrenamiento en habilidades de la comunicación en la formación clínica de todos los profesionales sanitarios, sin excepción. Y esto no solo es responsabilidad de los políticos ni del gobierno de turno, sino de todos aquellos que voluntariamente han decidido formar parte de los equipos directivos de la Universidad.

 

Dr. Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud

Universidad Complutense de Madrid
 

 

 

 

 

 

 

  • La felicidad es la que nos hace vivir más años. No hace mucho leía que el pensamiento positivo puede aumentar la vida en siete años. Ya hasta lo miden. No se si será cierto, pero yo por si acaso, procuro ser feliz siempre.
    15.11.2010 Miriamgonzalez
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
5 + 11 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
blog_sanchezmartos_70

El Dr. Jesús Sánchez Martos es Enfermero y Médico de vocación con gran experiencia en clínica, investigación y docencia. En la actualidad es Catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense donde trata de transmitir sus experiencias a los alumnos de Enfermería, Fisioterapia, Podología, Medicina, Farmacia y Periodismo. Desde hace 23 años desarrolla una tarea divulgativa a favor del fomento de la salud y la prevención de la enfermedad en diversos medios de comunicación. En Telemadrid dirige el espacio "La Salud al Día" en el programa Buenos Días Madrid.

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%