Abre los ojos

La cuadra de San Isidro

13.05.2015 | 0 Comentarios
CALLE_21

Se acerca el quince de mayo y Madrid, como todos los años, se llena de castizos nostálgicos, curiosos y turistas que celebran unas fiestas en las que se une tradición y devoción por san Isidro, patrón de nuestra ciudad. Es un buen momento para empaparnos de su historia y recorrer algunos de los lugares que tuvieron que ver con él. Visitas obligadas son la ermita del santo donde se bebe el agua de la fuente milagrosa o la pradera, tan magistralmente pintada por Goya. Cruzando el río encontraremos la casa de Juan Vargas donde vivió -hoy convertida en museo- y en la que se conserva el pozo del milagro, la iglesia de san Andrés, la capilla del Obispo o la colegiata donde descansan sus restos junto a los de su esposa santa María de la Cabeza.

Pero yo os propongo que os dejéis llevar por el sonido de los organillos y el ritmo de los chotis, las tonadillas y los cuplés y os déis un buen paseo por el barrio de la Latina. Entre las calles del Nuncio y del Almendro hay una pequeña travesía estrecha y un poco en cuesta  -de pasado muy noble- llamada Pretil de Santisteban. En el número tres, escondida en la planta baja de una sencilla casa de vecinos, descubrimos una pequeña capilla conocida como la Cuadra de san Isidro.

¿A qué debe este nombre? Efectivamente en el siglo XII había aquí unas cuadras propiedad de Juan Vargas, patrón de san Isidro y protagonista del famoso milagro del arado de los bueyes. Según la tradición es aquí donde guardaba el labrador los animales y junto a ellos se refugiaba algunas noches del crudo invierno madrileño. Una vez demostrada su santidad y, por iniciativa de don Diego Vargas y su yerno Juan Antonio López de Azcárate, se construyó en el siglo XVII una capilla para perpetuar su memoria. El edificio exterior original que la envolvía fue levantado en 1856 por el arquitecto Antonio Herrera de la Calle, y así aquella se convirtió en la única casa particular con capilla propia. Pero pasemos dentro; el acceso se hace por una puerta lateral que hay en el portal, al lado de la escalera. Al entrar hallamos una estancia de planta rectangular y de poco más de cuarenta metros cuadrados. La cubierta es una bóveda esquifada plana en cuyas esquinas los chaflanes están decorados con columnas corintias en un lado y ménsulas en el otro. Los nervios que la adornan se cruzan en el centro de donde cuelga una gran lámpara de bronce con pátina de oro y cristal de roca.

En el altar hay un bello retablo neoclásico del siglo XVIII con una hornacina principal de arco de medio punto. Está flanqueado por dos columnas y rematado por el monograma de Jesucristo rodeado de rayos de luz. Dentro un paisaje montañoso acoge las imágenes de los esposos tocados con coronas de plata. San Isidro lleva en la mano izquierda un cayado y un haz de trigo y en la derecha una vara y santa María de la Cabeza porta una jarra y una antorcha. A los lados de la mesa hay una Inmaculada Concepción y un san José. En las paredes laterales lo más importante es el retrato de Diego de Vargas representado como gobernador de Nuevo México y los cuatro cuadros de Manuel Castellanos pintados en el XIX.  Estos últimos recrean algunos de los milagros del santo: el de las palomas, el de los bueyes, el milagro de la fuente y el del labrador con Juan de Vargas. Completan la ornamentación dos vidrieras con las imágenes de san Isidro y su esposa. El suelo es de pizarra y mármol blanco pero para evitar el deterioro está cubierto casi totalmente por una alfombra.

¿Os apetece visitarla? Si es así, os diré que sólo está abierta el día quince que es cuando se celebran dos misas en honor de nuestro patrón. Como veréis, en Madrid siempre queda algo por descubrir; entre las paredes de sus callejuelas nos esperan mil historias ocultas, a veces olvidadas, que seguro que nos sorprenden.

Y después verbenas, bailes, romerías y espectáculos. San Isidro vuelve para invadir plazas, praderas o iglesias de la ciudad con su dulce olor a barquillos y rosquillas.


María Vera
 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
7 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
arte70x80

He sido siempre una apasionada del mundo del arte, me recuerdo adolescente comprándome en el kiosko unos coleccionables sobre museos del mundo que todavía conservo en casa. Cuando me licencié en la facultad me dediqué al arte moderno,  centrándome en Dalí, protagonista de mi tesis y de alguna de mis publicaciones. Ahora, en este blog, me apetece compartir con vosotros mis visitas a  las más interesantes exposiciones de Madrid, a sus museos y sus galerías, y teneros al tanto de la actualidad artística. ¿Os animáis a patear la ciudad conmigo?

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%