La Opinión de Hermann Tertsch

La crisis

18.11.2010 | 0 Comentarios
blog_zp

Está claro que el poder de persuasión y convicción del Gobierno de España está en franca decadencia.

 

Aun hace poco más de dos años que supo convencer a los españoles de que la crisis que se nos venía encima era una irrelevante borrasca. Acuérdense de Zapatero en Nueva York jactándose de haber superado a la economía italiana y de estar a punto de ridiculizar a Francia. Evoquen las decenas de intervenciones del presidente asegurando que no había y no habría crisis. Y después diciendo que la crisis ya había pasado. Hace apenas un mes decía que habíamos superado la crisis de la deuda. Sí la crisis de la deuda, esa que esta semana nos amenaza con la misma insistencia que en mayo y junio pasados. Quienes en su día advirtieron de lo que se nos venía encima fueron tachados de catastrofistas y agoreros, cuando no de antipatriotas y poco menos que traidores. Y con aquella brillante operación de desinformación e intoxicación ganó el presidente las elecciones.

 

¡Como han cambiado los tiempos! Ya no se fían de ellos. Por eso el dinero que nos fían cada día es más caro. La crisis, brutal en nuestro país como en ningun otro en sus consecuencias económicas y sociales, ha llegado para quedarse. Y desde fuera nos observan con profunda desconfianza. Este miércoles se ha conocido un informe en el que se urge a Espana a acometer con urgencia la reforma de las pensiones. Esa que aquí algunos quieren retrasar a mas allá de la primavera. No solo es urgente porque nuestras pensiones quedarían al albur en el 2030. Sino porque sin ella toda recuperación de confianza exterior es mera quimera. Y advierte que no bastará con el aumento de la edad de jubilación a los 67 años, la que por cierto considera imprescindible y da por hecha. Urge al Gobierno a nuevas medidas de reforma en el mercado laboral. Y exige el cumplimiento de la consolidación presupuestaria prometida. Son muchas cosas. Pero imprescindibles para intentar evitar la crisis total de nuestra deuda.

 

Habrá que ver como quiere compaginar el Gobierno estas directrices con sus intentos de trampear con los sindicatos. Y de preparar esta larga campaña electoral a que nos ha condenado este resto de legislatura que Zapatero se ha empeñado en acabar. Llegarán más ordenes desde Bruselas. Y el Gobierno tendrá que aplicarlas, bajo la atenta mirada de aquellos que nos prestan dinero que ya se va en pagar sueldos, subvenciones e intereses. Bienvenidos a la nueva escalada en la crisis de deuda que el presidente Zapatero había declarado solemnemente cosa del pasado.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
2 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%