La torre del alquimista

La Comedia

24.01.2011 | 0 Comentarios
Divina Comedia
“Lasciate ogne speranza, voi ch’intrate” (Dejad, los que aquí entráis, toda esperanza). Con estas palabras, colocadas sobre el dintel de la puerta del infierno, Dante recibe a los condenados para toda la eternidad.
 
Tremenda sentencia ésta que corta toda posibilidad, no ya de redención, sino de esperarla y ni siquiera imaginarla.
 
El Divino, gran conocedor del alma humana, sabe que el elemento fundamental para quitarle al hombre su componente de humanidad, es seccionarle el futuro. ¿Qué es sino la “cosificación”, tratar a un ser humano como un objeto, sino sustraerle su intencionalidad, su capacidad de avanzar en el futuro con su intención?
 
En esta suerte de “lobotomía” psicológica, Dante, de un plumazo, nos introduce en el peor de los mundos posibles, El infierno, sustrayéndonos lo único que realmente nos hubiera sido imprescindible tener: La esperanza.
 
Últimamente occidente, que se ha rendido a los elementos esenciales de la cultura sajona, se ha entregado al psicoanálisis, en el que como todos vds saben, estimados lectores, el tiempo que prima es el pasado.
 
Sin querer que el tema central de este “blog” sea el choque entre dos maneras de ver el mundo (Occidente sajón, protestante y moralista, contra el mediterráneo greco-romano, epicúreo y vitalista) sí, el sacar dos preguntas fundamentales que dan orientación a la conciencia: El “porqué” frente al “Para qué”.
 
El pasado psicoanalista frente al futuro fenomenológico.
 
Vivimos tiempos de crisis, a nadie se le escapa. Mi propuesta, estimado lector, es que aprendamos de la lección que nos dá el Dante en “La comedia” (lo de “divina” fue una adición de un discípulo entusiasta).
 
Cabalga sobre la esperanza, abre el futuro y monta sobre la intencionalidad. No importa lo que haya pasado ni ocurrido. Si haces de esta guisa la balanza se inclinará a tu favor. Si por el contrario, quisieras quedarte en una larga enumeración de errores, en una suerte de círculo cerrado, ahondando en la frustración de lo que pudo haber sido y no fué... yo seguiré mi camino alegremente.
 
Un saludo afectuoso desde la torre del alquimista.
 
Antonio Elegido.
 
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 13 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Antonio Elegido 70x80

Antonio Elegido González-Quevedo, el "profesor" del programa "Cifras y Letras". Lector infatigable de los clásicos. Viajero. Humanista. Amigo del Quijote.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%