Tras La Ruta de los Exploradores Olvidados

La burocracia en India y que me confundan con narcotraficante

23.03.2012 | 0 Comentarios
DescubiertaenChennai

Sacar la moto de según que países puede ser algo lento, pesado o costoso. Es el caso de la India. Las motos llegaron desde Nairobi a Bombay por aire, los problemas aquí fueron el retraso de dos días del avión que las traía. Pagar a un agente en la terminal de carga del aeropuerto y alucinar con la cantidad de sellos, puertas que tocar, billetes de 100Rs que iban y venían y preguntas (siempre las mismas) sobre la moto.

Respuestas que estaban por escrito y claritas en el Carnet de Passage. Cuando escribo esto estoy en Chennai y llevo dos días metida en el edificio de Aduanas (Customs) de la ciudad. Es un enorme edificio rodeado de un murillo, con pasillos largos llenos de puertas con rejas (unas abiertas y tras cerradas) que parecen calabozos, pero son oficinas. Son cuatro plantes, con dos ascensores y unas escaleras llenas de gente que sube y baja.

Menos mal que he contratado una agencia de transporte que se dedica a ello, a llevar mercancías en contenedores, en barco, fuera del país. Govius & Govius se llama, el dueño, que nos atiende es un descendiente de brahmanes, de cabeza pelada y un gran bigote. Su oficina huele a más de cien años de trabajo, era de su abuelo y está al ladode una enorme iglesia blanca, que dispone de colegio, es como una calle interior en un centro católico, como pone en el portal que da a la calle. Un montón de mesas iguales de madera, ventiladores en los altos techos, tres despachos acristalados separados del resto de la gran habitación. Un staff de más de setenta personas que visten la misma camisa de cuadros en beige de manga corta y con el nombre de la empresa, bordado en el bolsillo izquierdo.

A lo que iba, el primer día me pidieron el carnet de passage que viajaba de un despacho a otro conmigo detrás del tipo que llevaba mi pasaporte en su bolsillo. Tras dos horas sentada en un despacho, con Miquel de conversación, tras dos tés muy dulces e hirvientes, firmaron y sellaron (algo que no era el carnet en si, que se acompaña de cien papeles más). Creí que eso sería el final, pero no, fue el principio.

Al día siguiente llevé a Descubierta (mi BMW F 650 GS) a que la metieran en una caja. Tras tres horas de trabajo con los carpinteros, cuando quieren estos indias curran rápido, resuelto. Llegar a la oficina de Govius & Govius (a los que Miquel y yo nos referimos como los agobios) me costó 2 horas más entre "Auto" (un Mahindra tipo jeep para 8 o más pasajeros, con el techo de lona) y Autobús, en el que me senté en el único asiento libre y a los 30 minutos de estar sentada como una reinona me dicen que es el lugar del revisor, que corte!
 

Pedí mil disculpas al revisor, hasta en catalán, por si sabía hablarlo. Unas chicas con velos negros a las que solo se les veían los ojos, se descojonaron de mi... De nuevo en el edificio de Aduanas, habíamos quedado a las 10 para ir a revisar la moto con el oficial de turno, por fin sellarían el carnet y la meterían el contenedor que irá al barco. Cuando pregunto por la moto, me dicen que está en camino, vamos, que no está. Son las 12 AM y aún no ha llegado el camión que la transporta a la terminal de carga del puerto de Chennai. Todo este tiempo he estado sentada en un despacho y otro, intentando a veces mantener conversación y tomando té.

De pronto me llevan a otro despacho más, hay dos hombres que me miran de arriba a abajo, son inspectores y comienzan a interrogarme:

- ¿Viajas sola?
- Si.
- ¿Qué llevas en las maletas de la moto?
- Herramientas, ropa, cosas electrónicas.
- ¿Medicinas?
- si, pero suaves, en u botiquín de primeros auxilios, por si tengo o veo un accidente.
- Llevas...¿Morfina?
Primero flipo y luego contesto como puedo_ no, las medicinas son para el dolor de
cabeza, por si te pica un bicharraco, dolor menstrual, malaria y hongos...
- ¿ A qué país viajas y de dónde vienes?
- A Australia, de Kenia.

Al rato me encuentro en un cómodo sofá en la sala de espera de la entrada de Aduanas, espero mi moto, mi pasaporte, mi carnet de passage, al agente, al tipo con mis documentos...a mi libertad para salir de India. Visto una blusa de manga larga y un pañuelo a lo pirata, no quería ir ni en manga corta ni escotada (luego comprobé que más me hubiese valido ponerme en tirantes y mini falda). Solo espero que no me toque ir a la comisaría de policía a por un maldito papel que llevó ayer Miquel, es un certificado de que no he tenido accidentes en esta región de Chennai.

El inspector fue bastante estúpido contestando a Miquel que tardaría como una semana en llamar a todas las comisarías de la región, para "mear y no echar gota" pensé yo.

Por fin y tras unos 30 minutos largos en los que me da tiempo a escribir esto y la Biblia, me llama mi agente de camisa a cuadros y me dice que nos vamos a la terminal de carga de Chennai puerto. Subo en un coche con chófer, aire
acondicionado y el inspector con mis papeles, a mi lado. Los veinte minutos que tardamos en llegar es un auténtico interrogatorio de lo mismo que antes.

Estoy cansada y quiero que esto termine ya. La terminal de cargo de Chennai puerto es una de las más importantes de India, desde aquí se mueven todas las mercancías que entran o salen del país con Asia del este, es un puente entre Singapur e India. La nave a la que me dirijo tiene como mínimo un kilómetro de larga y está llena de cajas de todo tipo. También hay perros por ahí que duermen en fardos y mean en las esquinas de algunos paquetes. Uff, toma seguridad y limpieza!

Se arma revuelo entre los 30 hombres que hay por ahí, que van pitando a pelotear al inspector que viene conmigo, dándole la mano y conversación. El inspector me presenta a otro hombre, joven que se limpia la mano para dármela y es el jefe de la terminal. Juntos con una cohorte de 10 personas, vamos hasta mitad de la nave, donde reconozco la caja de mi moto. Comienzan a abrirla. Veo que una madera de través va a rozar la pintura del "pico de pato" y meto la mano, todos me echan la bronca.

- Madame, no puede tocar la caja
- Perdón, pues que tengan más cuidado...

La abren y viene el inspector, que se ha mantenido a unos metros, mirando todo el proceso. Me dice que tengo que abrir todas las cajas de 2TMoto, que le vaya contando (por enésima vez) lo que contienen. Abro la primera, el TOP case, saco la cazadora de

BMW que revisan bolsillo a bolsillo, me pregunta por las protecciones, se las enseño. Abro una de los laterales, están mis pantalones de montar y ropa de abrigo, casi ni lo mira. Desempapelo el casco, me pregunta si lo puede ver por dentro, yo le digo que meta la mano donde quiera.

La caja de las herramientas, otra de las laterales de aluminio que tanto me han protegido en las tontas caídas que he tenido. la abro, saco la caja blanca con la cruz roja, revisa vendas, tijeras, y tabletas de pastillas, explico que son para la malaria, menos mal que se llaman "Malarone". Pregunta por las recetas médicas le doy los prospectos. Parece que está satisfecho. rebusca en mi equipaje personal y termina.

Uff, que pesado.

Le pregunto que si todo ok me dice que si, pienso que lo que tiene que hacer es firmar mi carnet y punto. en el coche de vuelta me invita a comer, acepto aunque no me apetezca, al final, paga mi agente que come con nosotros (que jeta tiene el inspector).

Me dejan el coche con chófer para que me lleve donde quiera, me voy a a mi hotel. Al día siguiente está todo resuelto, mi carnet sellado y la moto lista para viajar a Australia.

Mister Govius me aclara al día siguiente que buscaban drogas y que tendría que haber ido en manga corta para que viesen mis inmaculados brazos, que eso hubiera agilizado las cosas... Alucino y le pregunto el porqué, me responde que españoles, brasileños, argentinos (todos al mismo saco, venga!), tenemos imagen de drogadictos, fiesteros...ah! ahora caigo, por eso el inspector me preguntó que si fumaba...Nos reímos del asunto, me despido, tengo que ir a por Morfina antes de que me cierren!
 

¡La semana que viene más!

Alicia Sornosa

 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 4 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
aliciasornosa70
Soy hija del periodista "Correcaminos" uno de los pilotos españoles con más años en activo, me he criado en los circuitos, rallyes...siempre rodeada de coches de carreras. Esto me llevó a estudiar Ciencias de la Información y especializarme en periodismo de motor. Comencé trabajando en la primera tv local de España "Telemadoño" y desde ese momento no he dejado de hacer televisión (AXN Rallys, Bric Motor o V´ss en Telemadrid, Turbo) Me encanta hacer radio y reportajes en revistas especializadas o femeninas. De los coches pasé a probar motos ya que había pocas mujeres haciéndolo y ahora estoy subida a "Descubierta" y dispuesta a cumplir un sueño "ser la primera española en dar la vuelta al Mundo en su propia moto". Espero conseguirlo.

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%