La Opinión de Hermann Tertsch

Juicio contra Garzón

18.01.2012 | 0 Comentarios
Garzon, en el Supremo

Este martes ha comenzado ante el Tribunal Supremo uno de los tres juicios pendientes contra el juez Garzón. Por otras tantas acusaciones de prevaricación y por violación de derechos constitucionales. Son las peores acusaciones que se le pueden hacer a un juez. En este caso se trata de la orden del juez Garzón de intervenir las comunicaciones entre los cabecillas de la trama de corrupción Gürtel y sus abogados defensores. Esta escucha ilegal viola las garantías de defensa de los detenidos. Y sólo está permitida en caso de terrorismo.

Dice Garzón que aunque grabó las conversaciones, no las utilizó en detrimento del derecho de defensa de los detenidos. El Tribunal Supremo habrá de decidir si le cree. Y si justifica esta escucha ilegal o no. De ser declarado culpable Garzón se enfrenta a una pena de diez a diecisiete años de inhabilitación. Y perdería definitivamente la condición de juez. Tiene otros dos casos pendientes. Uno por haber pretender investigar crímenes de la Guerra Civil y el franquismo. El otro por los ingresos que obtuvo el juez por impartir cursos en la Universidad de Nueva York patrocinados por importantes empresas españolas. El juez ha intentado hasta el final impedir la celebración del juicio. recusando una vez más a un juez. Esta vez no lo consiguió como en los pasados meses en que ha recusado con éxito a numerosos compañeros de judicatura.

El juicio es por tanto para determinar si Garzón violó o no la ley. Ya que él también está sometido a las mismas. No opinan así los grupos, sobre todo de extrema izquierda, que han hecho campaña en favor del juez Garzón. Con increíbles acusaciones contra el Tribunal Supremo. Que culminaron ayer con un grupo de decenas de personas gritando fuera fascistas del Tribunal Supremo. Los amigos de Garzón y ell propio acusado han presentado todos los juicios contra sus supuestos delitos como una campaña. Dicen que es una conspiración del franquismo, que según ellos encarnan todos los que abogan por que sea sometido a juicio, como cualquier otro ciudadano acusado de delitos.

Entre sus defensores, grupusculos izquierdistas con el diputado Llamazares a la cabeza que han llegado a decir que Garzón es inocente, diga lo que diga el Supremo. Garzón no se ha distanciado en ningún momento de todos estos actos de apología del desacato organizados por sus amigos. Y ha colaborado a politizar artificialmente estos juicios. Él, el juez más politizado. Bajo permanente sospecha de utilizar los casos en sus manos para beneficio político y personal propio. En manos de los otros jueces está decidir si Garzón es culpable o no. De este y los otros dos posibles delitos. Pero desde aquí diré que su trayectoria, su actitud y su campaña contra la judicatura revelan bien por qué muchos españoles se sentirán mucho más seguros si saben que no Garzón no va a poder juzgarles nunca más.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
6 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?