Nos queda la música

John Lennon

03.05.2012 | 0 Comentarios
John Lennon

Muy buenas. Por fin: John Lennon en “Nos queda la música”. Una figura imprescindible. Un mito. Un genio en su asociación con Paul McCartney. Y también después…

 

Toda su carrera tras los Beatles, revisada por fin en “Nos Queda la Música”.

John Lennon. Siempre controvertido y socarrón. Decidido activista a favor de la paz. Idealista y escurridizo, pero con los pies en la tierra. Solista de obra corta e irregular, truncada al ser asesinado con apenas 40 años. Justo cuando había vuelto a grabar tras un tiempo de ausencia…

 

Desde mañana viernes 4 de mayo por la noche, en la franja de estrenos habitual en laOtra y Telemadrid Sat (sobre las 0.30h, ya avisaremos del horario exacto en este blog y en nuestra página en Facebook “Nos queda la música y Central de sonidos”. Le dedicaremos varios capítulos en semanas consecutivas. Veremos todos sus clips, sus mejores canciones, diversas actuaciones y varias sorpresas.

Miraremos su obra y su vida intensamente pero con cierta distancia: la que dan más de 30 años pasados desde su muerte.

Para empezar, basta una palabra: “Imagine”.

 

Imagine”, claro, es LA CANCIÓN de Lennon. La hemos escuchado hasta la saciedad, pero sigue cumpliendo su función utópica, aunque a veces se la tergiverse. En el clip se ve a John con su Yoko Ono. Artista de vanguardia japonesa sin la que sería imposible entender la carrera –y la vida- de John. Siempre a su lado, se la ha acusado de llevarle al lado oscuro. Y, sobre todo, se la responsabiliza de la mayor catástrofe de la historia del pop: la separación de los Beatles.

 

 

Pero también es cierto que la tumultuosa boda de Yoko y John fue la inspiración del último número uno británico de los Beatles, en mayo de 1969: “The Ballad of John and Yoko”. Una canción censurada en Estados Unidos por mentar a Cristo y la crucifixión.  Recordemos que en su momento Lennon ya dijo que los Beatles eran “más famosos que Jesucristo”. Y en nuestro país fue censurado por decir que Gibraltar –lugar de la boda- “está cerca de España”…

Dicha boda concluyó con el famoso “bed-in” contra la Guerra de Vietnam: la pareja pasó una semana –en marzo del 69- “encamada” en un hotel de Amsterdam. Peculiar “luna de miel”, hablando de paz con la prensa, invitada 12 horas diarias.

Hubo un segundo “bed-In” 2 meses después, en un hotel de Montreal. Con ellos, amigos como Timothy Leary o el locutor Murray The K, que estamparon sus voces –junto a los protagonistas, claro- en el debut oficial de Lennon en solitario… firmado como Plastic Ono Band: “Give Peace a Chance”.

 

 

Give Peace a Chance”, crudo himno pacifista y debut de Lennon fuera de los Beatles… si no contamos sus 3 discos experimentales con Yoko, entre 1968 y 1969. Aunque más allá de experimentaciones y baladas, el gran amor musical de Lennon fue el rock and roll. En el 75 le dedicó un disco titulado simplemente así. Con versiones de éxitos de sus héroes: de Chuck Berry a Little Richard. Aunque ya en el muy fructífero 1969 había participado con esos dos y alguno más -como Jerry Lee Lewis- en el “Rock & Roll Revival Festival” de Toronto. Uno de los pocos conciertos de John en solitario y, junto a las posteriores actuaciones en el Madison Square Garden neoyorquino, de los escasos que se conservan grabados. Con la Plastic Ono Band hecha carne en el escenario, esta vez con Eric Clapton a la guitarra mientras Yoko se dedicaba a la performance.

 

 

La Plastic Ono Band fue una constante a lo largo de la carrera musical de Lennon –y de Yoko. Sin formación fija, más bien conceptual, incluyó a grandes músicos y amigos, e incluso a un ex Beatle: Ringo Starr. Y debutó en el primer álbum como solista de Lennon. Desnudo y amargo: pura terapia. Allí expresó su rabia acumulada. Cantando que “no creía en los Beatles”; echándole en cara a su madre que no se había ocupado de él; clamando al cielo; o agitando la conciencia de clase obrera armado solo de guitarra acústica y mascando las palabras en “Working Class Hero”.

 

Hay que explicar que, para él, la música era solo una faceta de su vida. Si no, es difícil entender cómo en 1975 –y hasta 1980- decidió abandonarla para quedarse en casa y ejercer de padre. Padre de su hijo con Yoko, el después músico Sean Lennon; la relación con el mayor, Julian (músico también), fruto de su relación con Cynthia, fue siempre complicada. El caso es que tras ese paréntesis de un lustro, Lennon regresó con “Double Fantasy”, firmado y escrito a medias con Ono.

 

“Double Fantasy” tuvo una acogida fría… hasta que llegó la tragedia. 3 semanas después de su edición, el 8 de diciembre de 1980, Lennon moría asesinado por Mark David Chapman. La muerte le sorprendió en la puerta de su casa en Nueva York, ciudad en la que vivió sus –casi- 10 últimos años.

 

Las ventas se dispararon. Comenzaba el rosario de recopilaciones y exhumaciones de todo tipo. Un negocio bajo el control de su viuda. Profundizaremos en todo esto en los siguientes programas sobre Lennon.

 

El de mañana será solo el primer capítulo. Iremos repasando toda su obra, vida y milagros en varias entregas sucesivas de “Nos queda la música”. No se las pierdan. 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
4 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
joseluis_blog

José Luis Casado presenta los programas musicales de LaOtra "Nos queda la Música" y "Central de Sonidos"

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%