La Opinión de Hermann Tertsch

Igualdad para todos

21.03.2012 | 0 Comentarios
Jaume  Matas condenado a seis años de prisión

El expresidente de la Comunidad Balear, Jaume Matas ha sido condenado a más de seis años de cárcel. Los jueves le han declarado culpable de fraude a la administración, falsedad documental, prevaricación, malversación y tráfico de influencias. Nada menos. Y sólo es el principio. Porque este juicio no es sino el primero de cerca de una veintena en los que está implicado Matas en relación con el escándalo conocido como Palma Arena. Y todo indica que podría sumar varias condenas de prisión.En todo caso, la fiscalía estudia en estos momentos si solicita el ingreso en prisión del que fue presidente balear y ministro de medio ambiente en el Gobierno de José María Aznar.

Al tiempo que se conocía esta sentencia, había más novedades sobre la monumental estafa de los EREs en Andalucía. Cada vez es más evidente que la cúpula de la Junta de Andalucía, quizas toda, seguro gran parte, montaron una administración paralela para la distribución de dinero público. Así millones de euros que debían haber ido a ayudas a nuevos parados fluía hacia simpatizantes, amigos y familiares de los responsables políticos socialistas. El chofer del director general de trabajo Guerrero, uno de los tres directores generales imputados, confirmó ayer que recibió centenares de miles de euros para dos empresas inventadas. Y se ratificó en su versión de que gastaba 25.000 euros al mes en cocaína para el y su jefe.

Más allá de estas obscenidades, la condena a Matas y el lodazal de Andalucía revelan hasta donde llegó la corrupción en pasados años en España. Con qué desvergüenza se gastó el dinero público. El Gobierno ha anunciado la inminente presentación de una ley de transparencia. Esperemos que sea todo lo ambiciosa que se ha prometido. Porque la sociedad española exige un control exhaustivo del gasto público. Y ya no se fía.

La fiscalización puntual y obligatoria debe acabar con una situación vergonzosa. Que atenta contra nuestra credibilidad exterior. Y aun más importante si cabe, contra la credibilidad de nuestro propio sistema democrático. Ahora que tenemos a bastantes responsables políticos inmersos en procedimientos debemos exijir plena igualdad para todos. Y sentencias que sirvan como precedente, ejemplo y disuasión.

Para sanear nuestra vida pública, regenerar nuestro sistema y reconstruir nuestra economía necesitamos también en esto abrir una nueva era. De rigor y probidad. Con la certeza de toda la sociedad de que nadie que malverse y abuse del dinero público saldrá impune. Que el delito deja por siempre de ser rentable.

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
1 + 18 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
Hermann Tertsch Blog

El periodista Hermann Tertsch repasa cada noche la actualidad desde un punto de vista crítico y analítico. De lunes a jueves, en Diario de la Noche.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%